José Luis del Valle Doblado, presidente, y Miguel Pereda, consejero director general, de Lar España, analizan el desarrollo que ha tenido su SOCIMI en su primer año en bolsa. 

Su SOCIMI Lar España logró cerrar su primer ejercicio (2014) con un beneficio de 3,5 millones de euros. ¿Qué balance hacen de este primer año?
José Luis del Valle Doblado: para nosotros ha sido toda una satisfacción conseguir estos beneficios en el primer año de andadura de la compañía y teniendo en cuenta los costes de andadura de una empresa que ha comenzado a cotizar, que son no recurrentes, pero que afectan al primer ejercicio. Aun así, hemos sido capaces de generar beneficios y pagar dividendo.

Precisamente han aprobado en la junta de accionistas el reparto de un dividendo de 0,033 euros por acción a cargo de las cuentas de 2014. ¿Qué política de retribución al accionista van a seguir de cara al futuro?
JLdVD: Tenemos compromisos legales y de la propia compañía de repartir en dividendos nuestros beneficios recurrentes y estamos convencidos de que, con nuestra estrategia y nuestra política de gestión activa, vamos a ser capaces de generar beneficios recurrentes elevados que se van a transformar en dividendos para nuestros accionistas en cuantías mucho más significativas que en 2014.

¿Qué rentabilidad buscan sacar a su cartera de activos?
Miguel Pereda: Nuestro objetivo global para el inversor, entre rentas e incremento de valor, se sitúe por encima del 12% anual sobre el capital invertido.

¿Por dónde su pasan sus planes de expansión, tanto por segmentos, como geográficamente?
MP: La idea es crear una cartera diversificada por productos y a nivel geográfico. La estrategia geográfica por cada tipo de activo es diferente, pues al final el negocio de centros comerciales (principal segmento de desarrollo de la actividad de Lar) es un negocio nacional y, aquellas áreas donde el crecimiento económico general va a ser mayor, serán las más interesantes. En oficinas nos moveremos en mercados más institucionales y en zonas donde la calidad de las oficinas comulga con nuestro objetivo de inversión. Algo parecido le pasa a residencial, donde nos centraremos en las principales ciudades.

¿Están valorando expandirse por Europa?
JLdVD: No, es Lar es una SOCIMI centrada en el mercado inmobiliario español, por lo que estamos concentrando nuestra inversión en España. Lo que sí queremos es lograr ser una SOCIMI de relevancia en Europa, tanto por gobierno corporativo, como por rentabilidad operativa.

La junta de accionistas ha dado luz verde a posibles emisiones de bonos y ampliaciones de capital. ¿Prevén realizar operaciones en este sentido en próximos meses para financiar esta expansión?
JLdVD: Va a depender de la generación y ejecución de nuevas operaciones. En función de ello, sí creo que vamos a poder necesitar levantar nuevos recursos en el mercado, ya sean de renta fija, renta variable o ambos a la vez.

MP: el número de operaciones en las que estamos trabajando, además de las adquisiciones que ya hemos hecho, nos da la el confort de que con el capital actual, alrededor de 800 millones de euros, podemos alcanzarlo, haciéndolo de manera más acelerada que en el plan inicial invirtiendo los recursos entre 18 y 24 meses.

¿Observan interés por parte del inversor extranjero por invertir en el inmobiliario español?
LJdVD: existe interés, pero no es el mismo que hace un año y algo, cuando salimos al mercado. Ahora el interés es por invertir en compañías que tienen activos y, sobre todo, que tengan historia y track record de inversión con rentabilidad. Pero creemos que el mercado, tanto de inversores de renta fija como variable, mira con buenos ojos la inversión en empresas punteras activas de referencia en el mercado español.

Las SOCIMIs comienzan a proliferar en el mercado español, ¿por qué creen que pueden tener el éxito que han tenido los REITs americanos?
MP: la SOCIMI viene a ocupar un lugar que antes no existía. Es una alternativa muy eficiente, flexible y con un entendimiento muy fácil por parte de los inversores a estructuras que eran las que se usaban anteriormente. Creemos que indudablemente continuarán y, en su tamaño comparativamente a otros mercados, seguirán una evolución muy parecida a la de los REITs.