Mucho se está hablando de la revalorización tanto del dólar canadiense como australiano. En lo que respecta al dólar/dólar canadiense, Sara Carbonell, responsable de fidelización y desarrollo de clientes de CMC Markets, considera que lleva una tendencia bajista, “Ha llegado a la paridad incluso de tocar los 0,99 y muchos expertos consideran que lo lógico sería que llegara a la paridad total”, apunta esta experta. Detrás de este buen comportamiento de la divisa canadiense reside, como recuerda Carbonell, “la economía canadiense va mucho mejor que la americana y esta semana hemos conocido que se han subido los tipos de interés hasta el 1% frente al 0,25% que tiene la FED y no se descarta que en Canadá se vuelva a subir tipos a finales de octubre”. Desde el punto de vista técnico, “la tendencia sigue siendo bajista para el dólar como se ve en el gráfico, ayer cerro en 3,03 y si lo rebasa podría ir a buscar los mínimos de abril en los 0,99”. “Es por ello que la mejor recomendación a medio plazo podríamos estar bajista”.
En lo que respecta al dólar australiano frente al dólar americano, Carbonell asegura que “hay que tener en cuenta el dato de empleo de agosto que ha beneficiado muchísimo a la divisa australiana, a lo que hay que sumar que van a mantener tipos de interés que están en el 4,5%, por lo que es mucho más atractivo que el dólar americano”. Si viésemos retrocesos de Fibonacci -continúa- “desde que estaba en máximos a 0,97%, es un retroceso de mas del 75%, podemos estar a favor del dólar australiano”.

Tras las medidas anunciadas por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama con las que se van a poner sobre la mesa “una cantidad de 180.000 millones de dólares, subidas de impuestos a las grandes fortunas y desgravación de impuestos a las empresas que inviertan en I+D”. “Un escenario al que hay que añadir el dato de empleo de EEUU que ha sido mejor de lo esperado”, señala. Viendo el gráfico del euro-dólar, desde CMC Markets explican que “el par euro-dólar tiene una resistencia en 1,29 unidades por lo que sigue la tendencia lateral. En este par habría que esperar a ver si rebasa los límites de soportes y resistencia”.

Respecto al euro-libra esterlina hay que tener en cuenta que “en Reino Unido se han mantenido los tipos de interés a lo que hay que añadir que el crecimiento de la economía ha sido bastante bueno en el segundo trimestre del año”, señala esta analista. “Este par tiene un gráfico con una tendencia bajista a favor de la libra aunque lleva unos días en los que estamos a la espera de ver que pasa”, finaliza.