“El mercado de divisas es complicado y difícil y los fundamentales que hay detrás también lo son”, asegura David Aranzabal , director de de FXForaliving, quien reconoce que cuando “hablando de pares de divisas, se habla de intentar acertar la evolución de dos economías con diferentes cruces”. “Es un mercado donde podemos ser muy apalancados, debido a que los brokers nos lo permiten con lo cual las posibilidades se incrementan pero se puede tener un “estrellazo”, explica.
Cuando hablamos de euro-dólar, “jugamos con dos economías la europea y la americana”, insiste este experto quien “no sería excesivamente critico con el euro ya que la tendencia de fondo del euro sigue siendo alcista”. Y es que “hay que recordar que hasta diciembre del año pasado la moda era estar en dólar negativo”. ¿Qué está pasando para ver un cambio? “Que los datos macroeconómicos no están saliendo tan bien como esperábamos,especialmente las cifras referentes al empleo”, apunta este experto. Además -continúa- “también hay que ver que la última subastan en Europa ha salido bastante bien, por lo que el tema euro negativo está bajando de perspectiva.”

Desde el punto de vista técnico, “la tendencia del euro-dólar de fondo sigue siendo alcista para el euro y el precio aún no ha llegado al 61,8% de Fibonacci, por lo que mientras se conserven estos niveles la tendencia a largo plazo del euro sigue siendo alcista”. Desde hace días -continúa- “los analistas americanos anunciaban la paridad entre euro-dólar, algo que está aún poco lejos. Si llegamos a esos niveles, significaría que ha roto la línea de directriz principal va a ser un soporte importan trismo y puede llevar ala euro a zonas críticas”.