Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, comenta que “los 600.000 millones de dólares que la Fed ha puesto en marcha para el quantitative easing II se han quedado en la parte baja del rango que manejaba el mercado y además tendrán una duración hasta junio, cuando el mercado consideraba que sería hasta marzo, por lo que, en un primer momento, decepcionó la cifra hasta que representantes de la Fed de Nueva York explicaron que, teniendo en cuenta las reinversiones en los bonos vencidos, la cantidad podría llegar hasta los 900.000 millones de dólares”. Además, “para evitar las caídas en la bolsa, la Fed se guardó un al bajo la manga diciendo que habría una revisión mensual de estas cantidades. Al final, el mensaje global parece que gustó en Wall Street”.

“Los indicadores bursátiles estadounidenses están actualmente en la parte más alta de su canal y ahora nos juntamos con el rally de final de año”, dice el experto, que cree “probable que cierren el año en niveles superiores a los actuales”.

Frente a la Reserva Federal, “el BCE está llevando a cabo una doctrina mucho más ortodoxa y técnica que la Fed”, dice Pingarrón, y recuerda que “Trichet afirmó que había riesgos en el mercado y podrían subirse los tipos antes de retirar las medidas de estímulo, medidas que reiteró, son temporales”.

El experto afirma que “las diferencias entre los parqués europeos son razonables, pues lo que no tenía sentido es que el Ibex 35 subiera más que otros índices de países que están mejor que España”.

Para el BBVA cree que “a largo plazo la entrada en Garanti puede ser positiva, ya que Turquía es un mercado con bastantes perspectivas de futuro y el 5º país emergente más importante”, en cambio, “quizás no haya sido el mejor mes para anunciar la ampliación de capital con los spreads de deuda tensionándose bastante y castigando a los grandes bancos”. Además, en IG Markets creen que “la corrección en los dos grandes bancos puede continuar mientras no haya una relajación de los spreads de deuda, la cual vendrá de algún tipo de plan de rescate de Irlanda”.

“La situación de Irlanda es muy delicada” y es que “el hecho de que sea un país pequeño, su margen de maniobra está limitado y ahora mismo en los mercados está pagando el sobreesfuerzo del rescate del Allied Irish Bank y el Anglo Irish Bank”, explica.
Recomendación:
Pingarrón es partidario de “estar presentes en valores de Wall Street, especialmente en valores tecnológicos como Apple Nvidia, también en divisas como el dólar australiano y el yen, y en materias primas como el oro, que se verá beneficiado por el dólar bajo y por la temporada de compras navideñas”.