Iván Martín, director de gestión de Aviva y gestor del fondo Espabolsa, cree que “si las condiciones microeconómicas siguen como está, es previsible que el Ibex 35 termine el año en niveles superiores a los que está”. Además, las dudas sobre la situación de Europa se están disipando y por ello la renta variable europea está mejorando apoyada además por la buena salud de las financiera”
“Lo han hecho mejor las grandes compañías porque venían de unos niveles de infravaloración y ahora se han quedado más rezagadas, pero a partir de la mitad de año los pequeños y medianos valores han tomado el relevo”.

“El sistema financiero español cotizado tiene un modelo bipolar”, dice Martín, “por un lado los grandes jugadores, BBVA y Santander que, el hecho de que la mitad de su resultado operativo venga de fuera de España ya les hace cotizar con prima, frente a los bancos medianos, que cotizan a valoraciones bajas que podrían invitar a invertir, pero es que no muestra su situación real, pues vamos hacia un sector financiero menos apalancado y con más requerimientos de capital que supondrá que su rentabilidad descienda en bolsa”.

El experto prefiere “mirar valores más que sectores a la hora de invertir”, si bien, descarta el financiero. En cambio, pueden ser atractivos “el sector eléctrico, que está barato, el de telecomunicaciones, con Telefónica, y el ‘subsector’ fuera del Ibex 35, es decir, los valores que están fuera del selectivo”.