Hoy se publica el informe mensual del Departamento Laboral de Estados Unidos donde conoceremos los resultados del mes de abril, este dato es un factor clave para el desarrollo de la economía en general y una de las variables que la Fed considera básicas para tomar sus decisiones sobre política monetaria.

La Reserva Federal tiene un doble mandato, mantener el nivel máximo de empleo y la estabilidad de los precios. Esto significa que las cifras de inflación y empleo son cruciales a la hora de establecer la política económica del país.
A principios de 2015 la estabilidad de las cifras de empleo propiciaba el optimismo entre los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto y el dólar se disparaba al descontarse que el banco central comenzaría a subir las tasas en junio de 2015.

Desde entonces, esas esperanzas se han ido disipando a medida que iban apareciendo datos macro que apuntaban a una desaceleración en el crecimiento de Estados Unidos. El dato de PIB del primer trimestre fue una gran decepción para los mercados, mostró una caída hasta el 0,2%, del 1,1% esperado por el consenso, y del 2,2% anterior. Durante el primer trimestre de 2015 el ritmo de crecimiento fue del 1,9%, frente al 4,4% del trimestre anterior.

En un principio, se justificó la caída del PIB por la fortaleza del dólar y otros factores de temporalidad como el duro clima del pasado invierno en Estados Unidos. Pero otras cifras macro que se han ido publicando durante el mes de abril continúan mostrando cierta debilidad.

Según las últimas previsiones del FOMC para los próximos tres años, la inflación puede ser más crítica que las cifras de empleo para determinar la política monetaria, ya que se estima que se mantenga por debajo de la media del objetivo de la Fed, mientras que la tasa de desempleo se espera que continúe cayendo.

En el último dato de empleo publicado a principios de abril, las nóminas no agrícolas mostraron que la economía generó 126.000 puestos de trabajo en marzo, frente a unas expectativas de 235.000. La tasa de paro se mantuvo estable en 5.5%, pero tras publicarse el informe de empleo de marzo, el dólar entró en una espiral bajista frente a la mayoría de divisas que todavía perdura a día de hoy.

Hay pocas posibilidades de que el informe de empleo que se publica hoy dé un resultado positivo, considerando que el informe adelantado de empleo ADP mostró el pasado miércoles que el sector privado creó 169.000 empleos en abril, frente a unas expectativas de 200.000. El informe ADP no tiene porque ser una anticipación de las nóminas no agrícolas, pero el decepcionante resultado se vio reflejado en el sentimiento de los inversores con otro impulso bajista en el dólar que descuenta una cifra negativa para hoy.

Se espera que la economía de Estados Unidos haya creado 224.000 en abril, desde los 126.000 de marzo. Tendrá que superar las expectativas para que se produzcan ganancias en el dólar, si el resultado final es decepcionante, la venta masiva del dólares podría continuar.

Observen en el gráfico diario del índice dólar, cortesía del broker ActivTrades, que mide la fortaleza de la moneda estadounidense frente a un grupo de divisas mayores, y podrán comprobar cómo la tendencia del dólar pasó de alcista a bajista recientemente después de confirmar un doble techo de manual.

usd index