Los mercados mantienen cierta incertidumbre durante la sesión porque “son unos momentos bastante impredecibles. La ausencia de dientes de sierra hace complicado aventurar el comportamiento de los índices”, admite Ramón Morell, responsable de negocio de Worldspreads. Y es que hay una más que evidente descorrelación entre los índices y “se ve que la base del arranque de los mercados americanos es bastante más sólido que el de los europeos”.
A pesar de ello “el Ibex se suele comportar más por libre que el resto de índices”. Un índice que ofrece oportunidades durante el día “pues hay señales basadas en el análisis técnico que nos hacen determinar entradas/salidas durante el día pero con una precaución porque puede salir un dato que puede desbaratar toda la tendencia”.

La volatilidad, que siempre se ha utilizado como medida de inestabilidad en los mercados, “se encuentra en este momento por debajo de los 20, lo que indicaría que estaríamos en el borde inferior de la franja de inestabilidad”. Parece, reconoce Morell, que a veces ese índice está distorsionando lo que ocurre en realidad.

Es un tema provisional en este momento. La situación no ha sido sólo las hipotecas “sino la inestabilidad política pues no parece claro que haya un partido ganador lo que se traduce en falta de confianza en los mercados y augura una tendencia bajista para la libra”. Respecto al euro-dólar “seguimos viendo una posición de fortaleza de la moneda estadounidense. Puede bajar a los 1.35 e incluso puede acercarse a los 1.30 en los próximos días”, augura el responsable de negocio de WorldSpreads.

Desde el punto de vista empresarial, Jazztel es la protagonista de la jornada. Una compañía que ha anunciado que podría duplicar sus ingresos en el período 2010-2012 “y en la que somos claramente alcista porque hay oportunidades tremendas para las pequeñas empresas en nuestro país”. Un crecimiento que no comparte con el de las inmobiliarias “pues han estado muy castigado, siguen y lo estarán”. Un “sal corriendo es la mejor recomendación a pesar de lo que se dice de ellas”. Intentar salvarlas- admite Morell- es la mejor solución en este momento.

El azúcar es un activo muy interesante: la refinada y la de caña “es de las primeras materias primas que empezó a cotizarse. En los últimos tres cuatro meses ha tenido movimientos descendente “teniendo en cuenta que es un activo que se produce en 120 países, la mayoría de ellos que lo utilizan para su consumo interno”. El movimiento de esta materia “es descendente y después volveremos a tener una demanda mayor en cueanto los problemas climatológicos se relajen”.