La situación del selectivo español es incierta “desde la caída de los 11.000 hasta los 9.200 puntos el Ibex35 recorta y consolida, hasta los 10.2000 sin conseguir superar la importante resistencia de corto plazo”, reconoce Juan Enrique Cadiñanos, de EJD Valores. Este experto reconoce que hay una posible formación de cambio de tendencia “que implica una formación de hombro-cabeza-hombro invertida que dejaría los 10.200 puntos como Neckline – dparte de línea de cuello de botella- y que sería una resistencia importante”. Ese es, reconoce, el objetivo de medio plazo.

Respecto al DAX, la tendencial alcista sigue siendo buena “por lo que nada nos hace pensar que esto vaya a cambiar”. En el caso de que dicha tendencia alcista sea perforada a la baja “tendremos un cambio de tendencia que tendría la pérdida del soporte de 6.800, luego el 6.600 y para el medio plazo los 6.400 puntos como objetivo”. Cadiñanos reconoce que “no hay nada que nos haga pensar que la tendencia alcista vaya a cambiar por lo que vemos una consolidación de medio plazo en 6.900-7.000 puntos, soporte de referencia”. La resistencia la coloca en los máximos anteriores “que podemos situar en 7.100 puntos”:

La tendencia alcista también se reconoce en el Eurostoxx50 pero menos acentuad. El objetivo de resistencia está en los 2.900 puntos “con un soporte en 2.800 y un soporte de medio plazo en los 2.630 enteros”. Este experto cree que la consolidación bajista de medio plazo “puede hacer daño al índice pero las referencias técnicas mencionadas serán la clave por lo que si, a corto plazo se acerca a uno de los límites del rango, podremos abrir posiciones cortas – si se acerca a la zona de resistencias- o largas – si toca el soporte-. Este experto sentencia que estamos ante un período de mucha incertidumbre que nos hace ver que la tendencia no está definida.