2018 no fue un buen año para los mercados en todo el mundo, pero el comienzo del año ha sido mejor para los inversores. ¿Qué esperas para el resto del año? 

Creo que la perspectiva para el resto del año está muy equilibrada. Hemos visto una gran recuperación de los mercados en el inicio de 2019, pero asistimos a una gran corrección en el último trimestre de 2018. Una gran parte de las preocupaciones que los inversores mostraron en ese momento: la guerra comercial entre Estados Unidos y China, el brexit y también una ralentización de la economía china se han relajado algo, al tiempo que la FED ha tomado la decisión de retroceder en su política de subida de tipos de interés, lo que hace que la vida de los inversores sea algo menos preocupante. Y como resultado hemos visto una recuperación en los mercados. Creo que ahora estamos más en el lugar en el que nos encontrábamos a finales del tercer trimestre del año pasado, ya que las valoraciones se han recuperado. Creo que es positivo que los inversores evalúen y miren los datos económicos y probablemente en este momento sean un poco más cautelosos cuando miran al resto de 2019.

Hemos visto un crecimiento débil en países como Alemania. ¿Espera que esto continúe y se propague por el resto de Europa? ¿Cómo puede afectar esto a los mercados de renta variable?

Creo que Alemania, en particular, se ha visto afectada por la reducción del comercio global. Si se miran las previsiones de PIB europeo, se ve que se ha reducido de forma importante a lo largo del año pasado desde los niveles que la gente esperaba, quizá un 3% hasta, quizá, un 1% o 1,5%. Gran parte se debe a la debilidad del comercio global, y la economía alemana está particularmente expuesta al comercio local a través de gran negocio exportador que está principalmente afectado por la debilidad de la economía china. Creo que a partir de ahora veremos un entorno de desaceleración en la mayor parte de Europa, pero todavía vemos algo de crecimiento. Los PMIs se han reducido, pero todavía se sitúan alrededor de 50 y todavía se espera algo de crecimiento económico, aunque el ritmo se ha contraído. Por eso no vamos a encontrarnos con los altos niveles que esperábamos que se experimentaran hace 12 meses, pero en este punto, todavía vemos algo de crecimiento.

¿Cuál es su opinión acerca de las valoraciones?

Creo que las valoraciones, cuando se mira en el mercado europeo, son relativamente justas. Son algo baratas, en relación a la media histórica, pero si se mira en el largo plazo, la mayor parte de los inversores han considerado que el mercado europeo ha estado barato la mayor parte de los últimos 20 años. Por eso creo que de una forma agregada el mercado europeo sea visto como algo barato no es una visión muy radical. Todavía podemos encontrar inversiones atractivas en toda Europa porque tenemos un enfoque y una aproximación muy específicas que nos permite encontrar buenas compañías incluso en momentos económicos un poco más difíciles como de los que hablamos.

¿Cuál es, en su opinión, el escenario más probable para brexit?

Creo que el escenario más probable para el brexit es una aprobación del Parlamento del actual acuerdo de Theresa May. Creo que si esto no sucede, el siguiente escenario más plausible es una extensión del artículo 50 y yo le doy un escenario de entre un 5 o un 10% a la posibilidad de que no se llegue a un acuerdo. Creo que lo más probable es la aprobación del acuerdo o una extensión del artículo 50 y eso me da cierta confianza de que no vamos a ver al Reino Unido cayendo al precipicio en el futuro.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

¿Qué impacto puede tener un brexit sin un acuerdo en la economía británica y europea?

Creo que el impacto en la economía británica en el corto plazo sería muy negativo y que el impacto en la economía europea no ayudaría. Claramente importa mucho más al Reino Unido que al conjunto de la Unión Europea, pero ahora que la economía europea parece algo frágil y que el sentimiento se mueve en la indicación equivocada, como la mayoría de los indicadores, un brexit sin acuerdo marcaría un momento poco útil. Así que, definitivamente, sería negativo, pero no creo que sea el escenario más probable.

¿Todavía ves potencial en la bolsa de valores del Reino Unido? ¿Dónde?

Sí, creo que el mercado británico todavía tiene muchas buenas compañías y creo que esto es lo importante. Sea lo que sea de lo que se hable de las perspectivas macroeconómicas británica o europea, todavía habrá compañías de primera clase en las que invertir. Así que en el Reino Unido, pase lo que pase con el brexit, creemos que compañías como Unilever, Croda dentro del mercado bursátil de Londres, todavía están bien posicionadas para crecer, casi sin importar lo que ocurra con el brexit o la economía europea.

Estrategias de Inversión

 España celebrará elecciones en abril, y todo apunta a un Parlamento dividido. ¿Ves que un evento que podría impactar negativamente en los mercados españoles?

Creo que la gente está esperando una decisión sensata en España. No esperamos que alguno de los partidos radicales gane, como hemos visto en otros países europeos. Creo que si vemos un partido dividido, no es algo que necesariamente la cosa más preocupante, es prácticamente lo mismo que tenemos ahora y los mercados han sido capaces de vivir con ello el último año. Así que probablemente si no vemos un cambio muy radical, los mercados serán capaces de gestionar el resultado de las elecciones españolas. Cuando miramos en Europa, creo que hay otros aspectos más preocupantes ahora y creo que vemos que en términos de comentarios no hemos visto las reacciones que se deberían haber esperado tras el anuncio de las elecciones porque la gente está más preocupada por cosas como el brexit o Italia de lo que lo están por las elecciones españolas en estos momentos.

¿Cómo ves el mercado español? ¿Qué tipo de empresas le gustan en España?

Creo que al igual que pensamos con respecto al Reino Unido en la mayor parte de los mercados europeos hay buenas compañías porque buscamos los mejores negocios que podamos encontrar en todo el continente y en cada mercado, ya sea España, Italia, Francia, Alemania podemos encontrar esas poca empresas de primera clase a nivel global. Una de nuestras principales posiciones en cartera es Amadeus, la compañía de software de viajes y aerolíneas. ES una compañía que tiene una gran tecnología, una buena perspectiva y una gran capacidad para crecer en el largo plazo. Es uno de los grandes negocios que tenemos en cartera. También miramos otras empresas que ahora mismo no tenemos, pero en las que estamos interesadas como Grifols o Inditex, la matriz de Zara. Igual, negocios excelentes con un buen potencial de largo plazo pero necesitamos pensar que hay que encajarlas en una cartera de muy focalizada con 30 o 35 nombres. Pero se trata de negocios de primera clase que vigilamos. Sí, definitivamente podemos encontrar muy buenas compañías en España.