David Ardura, director de gestión de Gesconsult, analiza cómo obtener rentabilidad en renta fija a través de un fondo mixto flexible como el Renta Fija Flexible de Gesconsult.



Teniendo en cuenta la puesta en marcha del QE, ¿puede quedar recorrido a la renta fija?

Sí queda recorrido, pero se puede encontrar de forma especializada y concreta. El BCE va a comprar bonos entre 2 y 30 años, lo que se traduce en que va a comprar duración. Dentro de los plazos largos es donde vemos las oportunidades y, sobre todo, si nos vamos a países periféricos en los que hay cierta rentabilidad, como Portugal, Italia, España. Aún así, no esperemos retornos como en años pasados.

Después hay otras derivadas, pues las inversiones en dólares van a dar recorrido también desde el punto de vista de la divisa.



No obstante, el fondo Gesconsult Renta Fija Flexible es un fondo mixto que tiene una parte de renta variable (hasta un 30%) por lo que, ¿para qué perfiles es adecuado?

Para perfiles conservadores, pues tiene una volatilidad analizada del 3,5% y es muy adecuado para este entorno de mercado, pues el recorrido de la renta fija actualmente es limitado, pero la parte de renta variable es uno de los motores de rentabilidad, más con el QE

Actualmente el fondo tiene un 21% de la cartera en renta variable.



Dentro de la renta fija, ¿qué activos creen que tendrán más recorrido?
En primer lugar, la deuda soberana y, a partir de ahí, las caídas de tipos en la deuda soberana se acabarán transmitiendo a los activos privados. Lo que primero veremos bajar será lo de más calidad, la deuda investment grade, y terminará llegando al high yield, aunque en este tipo de deuda debemos ser más selectivos porque hay mucho apalancamiento comenta David Ardura, subdirector de gestión de Gesconsult.

¿Qué sectores tienen mayor presencia en el fondo?
Como es un fondo conservador, Gesconsult Renta Fija Flexible invierte en compañías de rentabilidad por dividendo, que generan caja para pagar estas retribuciones de manera sostenible, pues no sólo vale que tengan un dividendo alto, sino que lo puedan pagar en el tiempo. Además, esta inversión cobra un atractivo especial pues, si el BCE nos va a llevar los tipos a niveles inferiores, el inversor en su búsqueda de rentabilidad tiene que acabar llegando a la renta variable, por eso, la rentabilidad por dividendo nos parece una baza importante a jugar este año.

¿Cuáles son las principales posiciones del fondo?
En la parte de renta fija nuestra principal posición son emisores soberanos periféricos, tenemos una parte en highyield, que supone un 15% de la cartera, un 20% la tenemos en emisiones en dólares. En la renta variable, tenemos compañías con alta rentabilidad por dividendo, como Enagás, Red Eléctrica, BME, Total o GDF.




¿También creen que la bolsa tendrá más recorrido en los próximos años?

El experto de Gesconsult piensa que sí, pues hay circunstancias que nos llevan a pensar que los beneficios empresariales tienen que repuntar este año y las estimaciones aún no lo muestran. Tenemos que tener en cuenta la caída del petróleo, del euro, un menor coste de financiación, etc, lo que debería traducirse en un efecto multiplicador de los beneficios. Si nos vamos a países concretos, tanto Alemania como España se benefician de una manera importante de estas circunstancias. Por ello, en Gesconsult pensamos que la bolsa europea, y sobre todo la española va tener un buen momento.

¿Han ido aumentando el peso de la parte de renta variable?
Sí, hemos aumentado la posición de manera gradual desde 2012, momento en el que empezamos a ver una recuperación progresiva y además contamos con el apoyo de las palabras de Draghi. Hemos pasado de un 5% que teníamos en 2012 a un 21% que tenemos ahora.

Precisamente ahí se ve la gestión activa de un fondo. ¿Cree que la industria de los fondos tiende por necesidad hacia este tipo de gestión?

Creemos que sí, porque la gestión activa ya no es una alternativa, sino, una necesidad. En los últimos meses hemos tenido, comotests de estrés a la banca, ha caído el precio del petróleo, también el euro, elecciones en Grecia… numerosos acontecimientos que hacen necesario que se tenga un gestor que adapte la cartera a las características del escenario. Para un entorno cambiante como el actual y el que esperamos para los próximos años, es necesaria la gestión activa.

Desde Gesconsult pensamos que, más que nunca, es hora de invertir en productos dinámicos y flexibles, que permitan adaptarse a la coyuntura económica en todo momento y que otorguen al cliente un nivel de protección importante.





Si quiere contratar este fondo, pinche aquí