David Ardura, subdirector de Gestión de Gesconsult, reconoce que la clave del éxito de sus fondos de RV se basa en apostar por consumo, compañías exportadoras y la rentabilidad por dividendo. 

“Estamos muy centrados en el sector consumo porque vemos muy bien el tema de la demanda interna. Cie Automotive se beneficia, además de esto, de otros factores vía exportación; o también podemos hablar de otros valores como Europac o Melià.

Las compañías exportadoras, como Inditex o Viscofán, con parte de su producción en dólar se benefician enormemente en sus beneficios.

Y una última temática sería la rentabilidad por dividendo. Estamos en un mundo con tipos cero y eso hace que compañías con altos y sostenibles dividendos son una idea de inversión muy atractiva”.


¿Están sobreponderando el mercado alemán?
“En este entorno económico hay dos países a la cabeza como son España y Alemania, que exporta más del 50% de su PIB y, además, está recibiendo fuertes inversiones de liquidez. Y eso hace que esté siendo el mercado estrella este año y lo estamos incorporando a las carteras”.


¿Les preocupa que los bancos no hayan despertado dentro del Ibex 35?

“Estamos viendo a bancos muy capitalizados, con buena situación de solvencia y lo que nos preocupa es cómo van a ganar dinero en un entorno de tipos tan bajos. Ya no sólo es un problema de oferta, sino también de demanda porque tiene que llegar una demanda solvente con la que incrementen el crédito concedido”.


Hablando de RF a corto plazo, ¿dónde hay rentabilidad?
“Estamos en un entorno de tipos muy bajos y esos retornos a corto plazo van a ser muy bajos durante un periodo prolongado de tiempo. Estamos recomendando a los inversores fondos mixtos, con algo de renta variable y renta fija más a corto plazo, es la forma de que ese riesgo realmente te compense”.


¿La liquidación de Banco Madrid podría afectar a las gestoras de banca privada españolas?
“Nosotros preferimos quedarnos con la seguridad que te da un fondo de inversión sobre tu dinero. Los fondos no están en el balance del banco. Además, es un vehículo muy transparente. Las carteras se hacen públicas cada tres meses y se encuentran muy protegidos. Ya no es la época tanto de los depósitos, como sí de los fondos.”