A las puertas del comienzo de una nueva temporada de resultados, ¿qué esperamos de Europa?
“No son demasiado halagüeñas. En general, en el área euro el crecimiento va a ser bastante plano, aunque va a recoger el crecimiento de otras del mundo, como Asia o Estados Unidos. El crecimiento de beneficios se mantendrá, aunque en términos bajos”.


Dice en su blog que es bueno tener un buen banquillo para saber cuándo sacar a los suplentes, ¿quiénes serán y cuándo saltarán al campo?
“Hasta ahora las compañías que mejor se han comportado en el mercado europeo han sido las grandes multinacionales del consumo. Tenemos Danone, Louis Vuitton, etc. Pensamos que este año y el que viene el relevo deberán tomarlo aquellas compañías más castigadas, sobre todo, del sector banca y seguros que son las responsables de la caída de la bolsa europea.

Los tres sectores más afectados por la crisis europea, banca, seguros y eléctricas, han retrocedido entre un 50% y un 60% en los últimos cinco años. El resto de compañías como consumo e industria han subido”.


¿Qué diferencia a este fondo de RV Europea de otro fondo con esas mismas características?
“Es un fondo que no pretende replicar al índice y hacemos fuertes apuestas sectoriales, en estos momentos, banca y seguros, y no atendemos al peso que tiene cada compañía dentro del fondo. Tenemos una cartera bastante bien ponderada”.

¿Incluyen bancos en la cartera?
“Incluimos bancos. Pensemos que el índice sectorial bancario estaba en más de 400 y ahora está en 100 puntos. Es una caída del 75%. En parte está justificada por las ampliaciones de capital que ha propiciado la crisis, pero también debida a la crisis de deuda soberana. En la medida en que se vaya solucionando este problema, la banca debería volver a cotizar a 1x valor en libros, lo que supone una revalorización del 50%”.

¿Y bancos españoles también?
“Paradójicamente, los grandes bancos españoles no son los que más han sufrido en bolsa. BBVA y Banco Santander han caído mucho, pero menos que sus homólogos europeos. Ahora mismo están cotizando en 0,8x o 0,9x valor en libros mientras que otros están en el 0,4x como los bancos franceses o italianos. Por ello, tenemos en cartera bancos españoles, pero, sobre todo, franceses e italianos”.

¿Cree que la banca alemana atraviesa un muy mal momento?
“No está bien de capital realmente, es una banca generalmente muy apalancada. Hay dos tipos de banca alemana, la cotizada y la no cotizada. Respecto a la primera. Deutsche Bank es una compañía muy apalancada, con necesidades de ampliación de capital de aquí a 2017 y es el banco que queda más lejos de los objetivos de capital requeridos.

Por lo que se refiere a las no cotizadas, son bancos muy expuestos a la financiación a otros países, entre otros a España, y son grandes compradores de cédulas españolas. Por suerte para ellos no van a tener que ser sometidos a los test a los que se sometió a la banca española”.

¿Cuáles son los máximos sectores ponderadores en este fondo?
“El sector más ponderado es el de bancos, seguido del de seguros, con menos riesgo y también menor potencial. Es un área en el que las ampliaciones de capital se pueden dar por descartadas. Es un sector que conjuga bajo riesgo con un notable potencial de revalorización.

Además, tomaremos posiciones en las grandes teleoperadoras europeas y nos mantendremos pendientes del consumo”.

Están recomendado lo contrario a lo que se ha venido haciendo en el último año…
“Es muy fácil apostar por aquello que ha ido bien. El seguir donde las cosas han ido bien siempre requieren menos explicaciones”.

En cuanto a compañías, ¿cuáles son las más ponderadas dentro del Abante European Quality Equity Fund?
“Tenemos 30 compañías, de las cuales ocho son bancos y otras cuatro aseguradoras. Dentro de los valores yo destacaría Air Liquide, Danone y Louis Vuitton”.