Javier Monjardín, director de análisis de Tressis SV, analiza las oportunidades de inversión que podemos aprovechar a través de fondos. 

¿Recomendaría reducir exposición al mercado francés debido a la incertidumbre por los atentados?
Por suerte o por desgracia, los mercados están acostumbrados a acontecimientos tan dramáticos como los de París, de hecho, el comportamiento de las bolsas en la última semana ha sido hasta bueno. Desde nuestro punto de vista la tesis de inversión en Europa sigue vigente, a no ser que haya un recrudecimiento de los conflictos geopolíticos. Somos más partidarios de tener exposición regional, más que a un país concreto, y en este momento haríamos una aproximación con fondos que se complementaran entre sí. Así, estaríamos por un lado invirtiendo en fondos pro-ciclo, y por otro, compensando esta posición con fondos defensivos y que tengan dividendo en sus carteras.

Para tener exposición al ciclo económico europeo, ¿apostarían por fondos de small & mid cap?
Sí, continuaríamos apostando por esta estrategia. Además, se da la curiosidad de que a largo plazo este tipo de compañías suelen mostrar una menor volatilidad que las grandes compañías. En cuanto a fondos, tenemos tres preferencias: MFS European Smaller Companies, Groupama Avenir Euro, Henderson PanEuropean Smaller Companies.

¿Qué son las estrategias unconstrained?
La denominación “unconstrained” se utiliza sobre todo en fondos de renta fija, que tienen un índice de referencia, pero sólo como referencia, no se tiene en cuenta a la hora de gestionar las carteras, pues pueden estar invertidos en todo espectro de activos de renta fija, en porcentajes libres e incluso duraciones negativas y estrategias long-short.

¿Qué fondos de renta fija global recomendarían para los inversores más conservadores que se ven desorientados por el mercado de deuda?
Nosotros encontramos valor en los bonos flotantes americanos, que ofrecen un cupón referenciado a la curva americana en diferentes tramos, por lo que, si se da una subida de tipos en EEUU, el cupón será mayor. Este tipo de bonos han otorgado protección ante una subida de tipos e incluso han aportado valor. Dentro de esta estrategia encontramos el PIMCO Income, que tiene aproximadamente un 50% de la cartera en bonos flotantes, más un 10% en senior bank loans, que se pueden beneficiar de la subida de tipos.

El sector real estate está mejorando en Europa. ¿Ven algún fondo para captar esta tendencia?
Tenemos dos preferencias en real estate europeo: Petercam Securities Real Estate Europe y el Henderson Pan European Property Equity. En cuanto al sector, creemos que hay recuperación y puede continuar gracias a que la construcción está aportando al PIB de la región, la creciente venta de viviendas de segunda mano, que es un sector ligado al bancario y se están dando más hipotecas, tenemos unos costes de financiación muy baratos, es un sector que tenderá a la concentración y hay un incremento en los precios de los alquileres, lo que podría llevar a que repartan un mejor dividendo.

¿Qué diferencias hay entre los planes de jubilación y los planes de pensiones?
Se trata de productos completamente diferentes. Lo único que tienen en común es que están pensando para la jubilación. En materia fiscal los planes de pensiones se pueden deducir del IRPF hasta un máximo de 8.000 euros, mientras que los planes de jubilación no se pueden deducir; la gestión de los planes de pensiones tienen una gestión similar a la de los fondos de inversión, mientras que los planes de jubilación están articulados a través de carteras que hacen las aseguradoras siguiendo la normativa de la Dirección General de Seguros y ofrecen un tipo de interés garantizado a ciertos plazos.