Albert Parés Hereu, experto en gestión estacional, nos explica cómo gestiona el fondo Annual Cycles Strategies bajo esta premisa, así como algunas ideas de inversión estacionales para el último tramo del año.

¿Cuál es la filosofía del fondo AnnualCyclees Strategties?
Utilizamos la gestión estacional para operar los activos. Elegimos el momento ideal de compra o venta en función de cómo se comporta en el año.

La selección de activos tiene otra pauta; sobre el mercado americano y el europeo tenemos seleccionadas unas 120 que creemos que van a ser las ganadoras dentro de su sector. Además, exigimos requisitos de liquidez y de rentabilidad y luego operamos estas empresas durante el año en función del comportamiento estacional según las pautas que observamos que se repiten en mínimo 10 años. Podemos operar una empresa que tenga menos histórico siempre y cuando tenga una similar con más histórico, como puede ser el caso de Grifols. Cuando podemos estudiar 20 años, creamos dos gráficas de 10 años y vemos cómo son paralelas, pues los primeros 10 años son paralelos a la segunda década.

¿Qué pautas estacionales han detectado en Inditex?
Inditex se comporta muy bien en verano, pero entre abril y junio tiene un comportamiento bastante negativo que se cumple con insistencia. En abril nosotros vendimos una opción de compra sobre nuestras acciones, que suelen pagar un 1,5-2% mensual. Pasó esta fase y en verano, a comienzos de la otra pauta estacional, vimos que había más volatilidad de lo que solía tener, por lo que vendimos puts.

Aunque se referencian al comportamiento estacional del mercado, ¿cómo cuentan los fundamentales de la compañía?
Nos gusta que tengan ventas crecientes y sus fundamentales sean razonables. Una empresa sólida, líder en su sector, con buen dividendo, poco endeudada y que esté incrementando ventas, creemos que tiene poco riesgo a medio plazo (2-3 años). A partir de ahí la metemos en nuestro posible universo de inversión. Por ejemplo, nosotros operamos Yum Brands entre el 30 de enero y abril ha sido alcista en los últimos 18 años y llevamos cuatro años operándola. No la operamos un día concreto, sino en un periodo. En función del comportamiento de la acción, elegimos la herramienta con la que entramos a operarla.

Gran parte de la cartera del fondo tiene Ibex 35. En un momento tan volátil como el actual, ¿podemos prever que responda al comportamiento estacional de otros años?
Nosotros decidimos reducir riesgo en abril y, con la corrección que hubo posteriormente, recompramos lo vendido. Así, en julio, cuando ningún índice estaba en máximos, nosotros teníamos el fondo en máximos. Ahora nos encontramos en una posición que es compra clara, pues vamos de cabeza al rally final de año.
Como hay riesgo de que la estadística no se cumpla, diversificamos. En vez de realizar unas cuantas operaciones agresivas al año, lo que hacemos es 250-300 operaciones a lo largo del ejercicio/1-1,5 operaciones al día.

¿Cómo eliminan el factor de ruido que pueden ocasionar en la estacionalidad eventos como las burbujas o las crisis?
Cuando hay nervios en el mercado los tipos de gestión se complican, pero la experiencia de gestión ayuda. Además, hay que tener en cuenta que ciertas noticias, por ejemplo, el escándalo de Volkswagen, no afectan lo mismo en una fase alcista, que bajista o en un momento del año, que en otro.

¿Cómo puede afectar el tema de Volkswagen al resto del sector de autos europeo?
Es un sector muy importante en Europa, en el que marcas como Daimler –que tenemos en cartera- o BMW –con fuertes expectativas de ventas en China- pueden destacar, pero llega el escándalo del Volkswagen y afecta, pero es una estafa y se puede ir al paredón porque es muy difícil recuperar la esperanza. No obstante, pesa mucho en el PIB alemán y europeo y, por el bien de todos, es mejor que se solucione y que quede en algo local, que purguen la culpa y que sobrevivan, pero no puedo recomendar esta acción. Sí puedo recomendar a Daimler, aunque hay que tener cuidado con el efecto contagio.

En EEUU estamos a la expectativa de subir tipos… ¿cómo podemos abordar esto desde el punto de vista estacional para operar el bono americano?
Es bono americano es muy estacional, debido a la estacionalidad de los bonos. En agosto no hay casi emisiones y, entonces, cae el tipo de interés por el aumento de la demanda y la caída de la oferta. Nosotros este agosto, aunque estuviéramos ante una posible subida de tipos en EEUU, pensamos que era muy complicado que subiera al rendimiento entre finales de julio y hasta octubre, pues las emisiones disminuyeron. Así, vemos que el bono ha caído este verano. Además, el rendimiento del bono americano, que ha caído consistentemente en torno a un 6% anual, la primera quincena de octubre normalmente el rendimiento se ha incrementado, por lo que podríamos realizar una venta de futuros sobre el bono americano porque la estacionalidad está muy clara.

¿Mueven mucho la cartera del fondo a lo largo del año?

La cartera es muy estable, aunque podemos tener una empresa, como Inditex, que la operamos varias veces a lo largo del año con opciones, que dan un buen rendimiento entre una semana y dos meses, periodo en el que nos encontramos varias pautas estacionales.

¿Podemos catalogar el fondo AnnualCycles como fondo de retorno absoluto?, ¿han superado al Ibex 35 en estos cinco años?
El año en el que el Ibex subió un 20%, nosotros nos quedamos en un 14%, porque es difícil superar este porcentaje al tratarse de un fondo mixto. Pero desde el inicio del fondo, hace cinco años, hemos logrado rendir un 25%, cuando el índice ha caído un 10%.

¿Alguna idea de inversión española o europea que se comporte bien estacionalmente en este último tramo del año?
Por ejemplo, BASF, Deutsche Böerse, el Ibex 35 en general, Santander, Telefónica. Tenemos más ponderado Santander que Telefónica y ahora, que ha caído tanto el banco, está en un precio atractivo y en su mejor momento del año. Santander es más compra que venta ahora mismo. No digo que se tenga que comprar, pero, de tenerla, no la vendería ahora. Nosotros reducimos posiciones en mayo, respondiendo al “sell in may”, que suena caduco, pero sigue vigente y se repite.