Como cada mes, Robert Casajuana, analista de SLM analistas financieros independientes nos habla sobre la previsión macro y empresarial de cara a próximos meses.

¿Cree que seguirá la inestabilidad en los mercados a razón de lo que está ocurriendo en España e Italia?

Este año estamos viendo como dos fuerzas. Esto lo decía el CEO de Morgan Stanley y estoy totalmente de acuerdo. Por un lado, tenemos un entorno de fondo a nivel económico bastante positivo. Hacía mucho tiempo que no teníamos este crecimiento tan continuo y en tantas zonas geográficas. Pero por otro lado, se van reproduciendo los problemas puntuales políticos de más o menos intensidad.

Creo que realmente, por ejemplo las palabras de Soros diciendo que probablemente la UE se esté desintegrando, que entramos en recisión, estoy totalmente en desacuerdo. Pero los últimos 15 años estamos viendo cómo la ciudadanía se cuestiona o vota una serie de partidos que tienen ese punto euroescéptico pero mientras que los gobiernos, como con Mattarella en Italia, o en España cuando le hicieron  cambiar el tema de la austeridad a Zapatero, mientras que sigan marcando la tendencia dictada desde Bruselas, no hay un riesgo de ruptura. Pero sí creo que para el resto del año vamos a tener algo de volatilidad en momentos puntuales, en función de cómo vaya el tema político más que el económico.

En el caso de España si vemos lo que ha pasado con la prima de riesgo es bastante interesante ver que en marzo o abril estábamos con una prima de riesgo en torno a los 65 puntos, la TIR del bono española 10 años en el 1,46% y con todo el tema italiano y español de cambio de gobierno llegamos a una prima que fue más del doble, 132, y la TIR fue subiendo hasta alrededor del 1,6%. Pensemos que los mercados en el momento en que se votó a favor de la moción de censura y Pedro Sánchez dijo que iba a mantener los Presupuestos, la prima de riesgo se relajó y ahí para mí es el punto importante. Aunque haya cambio de Gobierno, si los presupuestos se pueden implementar y la oposición del PP y de Ciudadanos es una oposición con sentido de Estado, la situación de la prima va a ir mejorando, porque la situación macro de España es positiva. Ahora bien, si entramos en esas luchas, si la oposición es muy dura, la prima de riesgo volverá a sufrir.

En el caso de Italia, tenemos u gobierno contra natura, en el sentido de que el Movimiento Cinco Estrellas es más populista de izquierdas y La Liga Norte es un partido mucho más conservador. Es realmente una coalición de gobierno bastante extraña. Ya sabemos que el Movimiento continúa con la idea de plantear un referéndum para volver a la lira, pero eso Mattarella lo ha cortado sin nombrar a un ministro de economía euroescéptico.

La prima de riesgo de Italia también ha tenido un incremento espectacular, ha vuelto a recuperar con la formación de gobierno. Para mí, un tema destacable es que cuando el bono italiano superaba el 3% de TIR, el bono a 10 años alemán iba bajando en TIR. Iba entrando dinero, iba subiendo el precio. Hay unos vasos comunicantes brutales entre lo que es el core Europe y la Europa periférica. En el momento que han empezado a salir dinero de los bonos italianos y españoles, el bono alemán era el gran beneficiado.

Si los próximos meses hay un recrudecimiento de los conflictos a nivel político, lo va a notar la prima de riesgo.  Hay una diferencia muy importante entre España e Italia. Lo que son los tenedores de los bonos en España están en manos extranjeras en un 50/55%. Estamos más expensas de lo que decidan los mercados internaciones. En cambio, en los bonos italianos, un 67% aproximadamente, está en manos de bancos y familias italianas. Eso es bueno porque están protegidos de la visión exterior, pero es negativo porque si hubiera un problema real arrastraría al sector bancario italiano y a las familias italianas. En los meses a venir, dependerá mucho la actuación política en los dos países para ver si esa prima de riesgo se va a ir tensionando o va mejor.

¿Las recientes caídas son una oportunidad para entrar en sus mercados

Mi recomendación ahora mismo, viendo la volatilidad extrema que han sufrido los dos países, estaría en un modo de esperar y ver. Que es cierto que el Ibex o el Mib, con las últimas caídas, se han puesto en unos niveles que parecen bastante atractivos, pero creo que sería más interesante ver cuál es la situación de las oposiciones y de los gobiernos de estos países. Si vemos que esto se convierte en una olla de grillos, los mercados lo van a castigar y van a bajar. Si vemos que estos gobiernos van funcionando, van consiguiendo legislar, entonces sí que se podría entrar. Yo entrar, sin tener claro cómo va a ser el próximo mes a nivel político, no lo haría.

¿En qué sectores y valores?

En zona euro, un valor que nos gusta y que estamos empezando a incorporar a nuestras carteras es la acción de Renault. Pensamos que en momentos de expansión económica, los sectores sensibles al ciclo son una buena opción. Es cierto que en Francia hay que ver si consigue llegar esa llegar esa alegría que Macron hacia tener la esperanza de tenerla. En Renault tenemos un grupo que es Dacia, una joint venture en China, con lo cual las ventas son muy globales. Teniendo en cuenta que la macro a nivel global es positiva, vemos que en el primer trimestre hay un incremento de las ventas en el interanual en España más de un 10%, en Brasil un 14%... Está en un momento dulce con ventas subiendo a nivel global. Las ventas globales se han incrementado trimestre a trimestre alrededor de un 5%. En Renault también destacaría que está poco apalancada. Otro aspecto interesante, es que el precio valor contable de Renault es de 0,67, estamos pagando menos de lo que vale realmente en libros. Tiene un dividendo por acción alrededor del 4,23%. Compañía que por fundamentales nos gusta. Para tenerla en cartera y diversificar en un sector sensible al ciclo, mientras dure la expansión en Europa. Es un valor muy interesante.

En Estados Unidos, las grandes tecnológicas han hecho nuevos máximos históricos. ¿Cree que es un sector donde se puede estar o hay que replegar velas?

Dentro del sector tecnológico, y si entramos en el Nasdaq, hay una gran diferencia entre todas las compas tecnológicas. Los PER son elevados pero son más en unas que en otras. El índice está en niveles de máximos pero no creo que deberíamos replegarnos de este sector, porque todo lo que es el potencial de crecimiento de todo el tema médico, el genoma, la inteligencia artificial, tecnologías de la información… Creo que hay un recorrido muy importante. Estamos a nivel mundial en una revolución tecnológica que no tiene fin. También tenemos el tema de vehículos sin conductor. El tecnológico continúa siendo un sector interesante a tener. Pero es un sector muy volátil, ya vimos lo que pasó con las puntocom. Hay compañías que se cuelan sin ningún valor añadido y sin un futuro claro. Si buscamos compañías con una cierta estabilidad en ingresos y tiene el musculo financiero para continuar invirtiendo en investigación y desarrollo. Es un sector en el que seguiría estando y por el que seguiría apostando

¿Cuánto más de subida le queda a Wall Street? ¿Hay síntomas de agotamiento?

Creo que le queda aún subida a Wall Street, no vamos a subir con la misma alegría de estos últimos años.  Creo que tenemos una herramienta muy potente del señor Trump, con el tema de la expansión fiscal. Los datos de empleo son espectaculares. Hay cierto riesgo de inflación por el incremento de del Brent y la energía en general. Midiendo muy bien la política monetaria con las subidas de tipos, creo que el crecimiento americano continúa ahí. Estamos más en el último tercio de la parte de expansión económica americana pero aún hay recorrido. Soy optimista.

¿Cree que, tras el último dato de empleo en EEUU, la FED puede ser más agresiva  en su proceso de subida de tipos?

Creo que no porque realmente, a pesar de la mejora espectacular en el mercado laboral americano, no se ha visto una presión desmesurada inflacionista por el incremento de salarios. El efecto se acaba produciendo cuando hay más escasez de recursos humanos para contratar, pero en los últimos años hemos visto cómo no se ha trasladado la posible presión inflacionista en los salarios a la inflación americana. Últimamente ha tenido más impacto el tema de la energía. Continúo pensando que las subidas de tipos no se verán alteradas por estos datos y estaremos en el año con tres subidas. Si realmente fuera necesario y llegara esa presión alcista pro salarios a la inflación tendríamos 4.

Escenario para el eurodólar en este entorno

Llevamos hace mucho tiempo diciendo que el dólar se debería apreciar, nos hemos equivocado de manera continua porque quien se ha apreciado es el euro. Pero al calor del riesgo italiano, el euro ha perdido fuerza desde, los 1,25 a los que llegó. El dólar ha empezado otra vez a apreciase llegando hasta los 1,16 /1,17. Alrededor de los 1,16/1,15 hay una resistencia importante para que haya aún más una apreciación del dólar. Si nos damos cuenta de que le bono a 10 años americano está alrededor del 3%  y la expectativa que tenemos nosotros es que acabemos en este año entre un 3% y un 4%, más cerca del 4 que del 3 también arrastra y hace apreciar al dólar. Nos mantenemos alcistas en el dólar y como punto de llegada este año estamos barajando niveles de 1,10/1,11 aproximadamente.