Javier López Belmonte, director financiero de los Laboratorios Rovi, asegura que en el origen de las dificultades por las que atraviesan las farmacéuticas españolas se encuentra la contención del gasto público y la amenaza de patentes.

En una entrevista concedida a Estrategias de Inversión dentro del 7º Foro Medcap organizado por BME en la Bolsa de Madrid, Javier López Belmonte asegura que Rovi se encuentra en 'una una situación privilegiada dentro del mercado español. Nos hemos marcado unos objetivos muy importantes: en 2014 un crecimiento de las ventas de entre un 10-14% y en beneficios operativos hablamos de un crecimiento de entre el 25-30%.'

De hecho, 'el primer trimestre de la compañía ha sido muy optimista', asegura López Belmonte, cuando el beneficio de la compañía creció 'un 40% en sus ventas. Hemos lanzado 16 productos desde hace cinco años. Y estos son los pilares sobre los que esperamos alcanzar estos objetivos.'

Pero no es algo extrapolable al resto del sector nacional. 'Es una situación particular. Diría que el sector está atravesando por un momento muy complicado. De cara a este año está prevista una caída del 6%. Es un mercado que está muy presionado por los genéricos y por la reducción del gasto por parte del Gobierno.'

En opinión de López Belmonte, 'la solución pasa por nuevos productos y en mercados atractivos. La parte positiva de Rovi es que no tenemos ninguna amenaza potencial de patentes hasta 2016.'

Esto en lo relativo a los fundamentales de la compañía, pero en cuanto a su cotización dentro de las medium caps, López Belmonte pronostica que 'si se van cumpliendo los objetivos, la acción debería revalorizarse' en sintonía con sus cuentas.

Mientras tanto, 'en Europa, la situación del sector farmacéutico es similar a la española. Hay medidas muy severas en Grecia, también en Portugal, Francia o Italia.'