Etienne Gorgeon, director de renta fija en Edmond de Rothschild Investment Manager, analiza la situación por la que atraviesan tanto los mercados de renta fija como de renta variable los últimos días para terminar el año.

¿Qué diferentes elementos, si es que los hay, aventajan los mercados de renta fija frente a los mercados de valores?

"Respecto al mercado de valores, para que funcione y genere resultados, necesita contar con varios elementos: crecimiento, apalancamiento y visibilidad. En cuanto al crecimiento, no va a ser muy elevado durante el 2012 desgraciadamente, si atendemos al consenso general, se encuentra en torno al 0,5% y, de hecho, los más pesimistas tienden hacia una recesión. Nosotros anticipamos una recesión de un 0,5% y para los más pesimistas será incluso de un -1% a un -2 %.

Por tanto,  tal y como algunos economistas concluyen, no podemos decir que se vaya a dar un crecimiento flamante. En términos de apalancamiento, desgraciadamente, las noticias tampoco son buenas. Por un lado, hay una mayoría de consumidores que están buscando incrementar sus ahorros, lo cual también es bueno para el gobierno de todas formas y, por otra parte, una gran parte de los gobiernos buscan reducir sus déficit fiscales. Este no es un entorno favorable para la renta variable, ya que el desapalancamiento, no es bueno para la renta variable. Por último, en cuanto a la visibilidad, es muy baja, no sabemos todavía si la producción industrial se recuperará, tenemos muy poca visibilidad en la actualidad, y la crisis del euro no está ayudando en absoluto. Así que teniendo en cuenta todos estos factores, no nos encontramos en un ambiente propicio para el mercado de valores."

La renta fija  es más segura en el sentido en el que conlleva menos riesgo, pero ¿podemos encontrar mejores rentabilidades en bonos que en renta variable en la actualidad?
"Esa es una pregunta muy importante, en el mercado de renta fija definitivamente tenemos que hacer algunas diferencias. En la actualidad, es como si existieran dos mundos en renta fija: tenemos, por un lado, el mundo de los bonos soberanos o el mundo del los bonos del estado, que se está volviendo muy complicado, y, por el otro lado, tenemos el mercado crediticio o mercado corporativo donde se pueden encontrar buenas oportunidades.

Lo primero es que el mercado libre de riesgo, tal y como solíamos conocerlo, ha desaparecido. Ahora cuando inviertes en bonos gubernamentales hay riesgo. Existen dos maneras de interpretar ese riesgo, la primera es, la visión que las agencias de calificación están mostrando. Estas agencias nos dicen que las triples A sin riesgo en los bonos soberanos están desapareciendo. EEUU perdió su triple A en agosto de este año y se espera que una mayoría de las triples A de Europa pierdan la calificación triple este año también. Es decir que básicamente si sólo prestamos atención a las perspectivas de las agencias de calificación, el mercado libre de riesgo está desapareciendo y además como los rendimientos en estos países están aumentando, como en Francia, Austria o Finlandia entre otros países con triples A, la probabilidad de quiebra se está incrementando, por tanto el mercado libre de riesgo ya no existe.

Como gestor de fondos, ahora estamos centrando nuestra atención en las probabilidades de que una opción no funcione bien, lo cual es algo muy nuevo hoy en día, por ejemplo: hemos adquirido una opción en Italia, que solo ha resultado ser buena, pero no brillante. Esa es la razón por la que tenemos rentabilidades en los bonos soberanos tan altas en Italia y España y también en Francia y en algunos otros países europeos, por tanto, potencialmente en algún momento esta inversión ofrecerá oportunidades, pero en el momento actual, debido a que todavía se tiene que reducir la deuda soberana de muchos países, no es el más adecuado. Donde podemos encontrar algunas oportunidades es en el mercado crediticio.

El mercado crediticio se está contrayendo, las empresas no necesitan liquidez y eso se debe a que tienen una gran cantidad reservas. Las quiebras están disminuyendo, debido al buen estado de las compañías, y se encuentran tan saneadas que están llegando a tener un cupón, menor que los que se pueden encontrar en el mercado de bonos gubernamentales, y le doy un ejemplo: Repsol una famosa empresa española se integró en el mercado de bonos debido a que es una compañía internacional muy conocida que genera una gran cantidad de flujos de caja en el exterior de Europa, y se considera una empresa segura. Por tanto, las oportunidades residen no tan sólo donde se suelen esperar, sino en el mercado crediticio o mercado corporativo, más que en el mercado gubernamental."

Hablando de la macroeconomía, ¿Cómo se espera que la economía europea se comporte el próximo año?

"Es muy complicado, sabemos que ya estamos en una recesión, si observamos todos los datos macro vemos que el crecimiento no va por buen camino, los índices de producción industrial están en recesión, el consenso está en un menos de 0,5%.

Creemos que tendremos una recesión en 2012 de un 0,5%, y como dije anteriormente, las previsiones más pesimistas, dicen que podríamos encontrarnos con un -1% o -2% lo que no es bueno. Sin embargo, creo que se dan una gran cantidad de malas noticias en relación al sector corporativo dentro de este consenso, y quizás podríamos llegar a sorprendernos.

El BCE esta bajando tipos, está suministrando liquidez gratis a los bancos, lo cual supone una gran ayuda para evitar una crisis crediticia, y quizás podríamos ver una recuperación en la economía europea a mediados de año o a partir de la segunda mitad. Sin embargo, en los EEUU creo que existe el riesgo de que ocurra lo contrario, el mercado en EEUU cuenta con previsiones de crecimiento buenas, por encima 2% y creo que esas expectativas son excesivas, por una razón simple: en los EEUU se van a realizar recortes de gasto masivos en 2012, el Súper Comité ha llegado a un acuerdo en cuanto a la reducción del déficit por tanto el efecto será inmediato. Y el recorte va a ser grande, va a costar cerca del 2% del crecimiento el próximo año, por tanto el consenso general sobre las expectativas es muy alto desde mi punto de vista, mientras que en Europa es demasiado pesimista."

EdRIM, acaba de lanzar, un nuevo fondo basado en el crédito, pero ¿cuál es el portfolio? Porque he visto que tiene muchas compañías del sector financiero…
"Sí, bueno creo que lo que debemos tener en mente es que a fin de cuentas el sector financiero, es quien está prestando dinero a las empresas, por tanto, si pensamos que lo financiero no tiene futuro entonces es complicado pensar que las empresas vayan a ir bien, esto en primer lugar, y en segundo lugar la diversificación es muy importante, nunca es bueno centrarse sólo en un aspecto del mercado pero centrarse demasiado el sector corporativo tampoco es positivo para los resultados a largo plazo.

Por tanto, es necesario tener una cartera equilibrada, y esto quiere decir que se pueden incluir algunas empresas del sector financiero pero no de manera masiva. Invertimos aproximadamente en un 50% de empresas financieras del mercado y pensamos que un segmento razonable dentro de la cartera se encuentra entre un 10% y un 15%, y además solamente nos centramos en los mejores bancos o empresas de seguros en Europa, algo que pensamos que es razonable y a la vez no demasiado bajo, pero tampoco demasiado alto en términos de exposición en la cartera."