La FED podría retirar los estímulos. Indudablemente los inversores saben que se corre riesgo en todo e igual ahora mismo son mayores los riesgos que han tomado posiciones fuertes en bonos high yield o bonos de los emergentes. En las bolsas, tenemos varios mercados en máximos históricos y eso siempre llama a reflexionar si las compañías tienen capacidad de generar dividendos o resultados para justificar esas posiciones. Yo creo que es así, preservar el capital es importante pero también le tienes que dar rentabilidad y el mercado de renta variable ofrece esa revalorización en este momento.

Los máximos históricos del Dax o el FTSE-100 son más relativos. Las bolsas europeas ofrecen una buena posibilidad de inversión porque están más baratas para lo que vivimos antes de la crisis. Ahora el dinero está fluyendo hacia grandes compañías, donde los inversores están más tranquilos y, en este sentido, Alemania o Reino Unido tienen grandes empresas.

El Ibex35es de los más baratos y de los que más probabilidades tienen de subir, pero hay una serie de lacras que nos hacen daño: el sector financiero, donde podrían exigirse nuevas provisiones y quizás alguna entidad tuviera que hacer ampliaciones de capital y, viendo el peso que tiene en el índice, pues podría añadir más debilidad. Y además el sector de la energía, sobre el que pesa el tema regulatorio. El inversor no puede prever cómo evolucionará una compañía según la cuenta de resultados. Tenemos un mercado extremadamente interesante donde el nivel del Ibex está muy lejos del que tuvimos cuando la prima de riesgo estuvo a estos niveles en el pasado y, por lo tanto, creo que el recorrido es muy interesante. El problema es que ofrece muchas incertidumbres y eso es lo último que quiere el invasor en este momento.

Dentro del energético, creo que Repsol es una gran oportunidad. Ha asimilado bien la situación que se produjo en Argentina y es una compañía muy interesante para invertir. Nuestro sector constructor, a pesar de que la construcción sigue con muchos problemas, han sabido abrir las puertas al extranjero y ahí tenemos el éxito de compañías como Ferrovial, OHL donde su “know how” le ha permitido fortalecerse fuera de nuestras fronteras.

Liberbank. Sería extremadamente prudente. No veo muchos motivos para invertir, pues hay que darle un respiro, ver cómo puede evolucionar y habrá cierta presión vendedora que puede hacer que los precios bajen de forma significativa. Cuando nos encontramos ante un nuevo valor de un sector que nos ofrece dudas, más vale mirar los toros desde la barrera. Sería muy prudente.

Hay compañías interesantes en el mercado, por ejemplo Viscofan , aunque esté un poco cara, pero es líder en su sector y su entrada en el mercado chino puede suponer un nuevo vuelco en las cifras de las compañías, y es una de las compañías que se puede tener en cuenta.