Este mes de agosto la Securities Exchange Commision (SEC) de los Estados Unidos publicó tres comunicados en los que deniega las peticiones de GraniteShares, ProShares y Direxion para listar ETFs sobre Bitcoin.

Bitcoin ETFs

Son ya nueve las peticiones denegadas por la SEC respecto a creación de este tipo de Exchange Trade Funds (ETFs) sobre Bitcoin (BTC), si sumamos estas tres a las peticiones de VanEck, First Trust, REX, Winklevoss (denegada dos veces) y SolidX Primero, sobre el ETN listado en Suecia, debemos saber que es un Exchange Traded Note y que implicaciones conlleva operar un activo de este tipo.

Básicamente, la SEC se basa en el escaso tamaño del mercado de futuros sobre Bitcoin del Chicago Mercantil Exchange, lo que hace que sea un mercado manipulable y no facilita, por tanto, la prevención del fraude. La inexistencia de un mercado regulado con volumen es una condición necesaria previa para poder autorizar la creación de cualquier ETF sobre Bitcoin, según se desprende de los comunicados publicados la semana pasada.

Bitcoin ETFs

¿Cómo operar sobre Bitcoin?

El Nordic Nasdaq de Estocolmo ha listado un ETN (Exchange-Traded Note) sobre el Bitcoin, llamado Bitcoin Tracker One, de XBT. Esta sería una primera opción para poder operar el Bitcoin en un mercado regulado.

La otra opción para operar sobre Bitcoin es hacerlo a través de los futuros que el Chicago Board of Options Exchange (CBOE) primero y el Chicago Mercantil Exchange (CME) una semana después listaron en diciembre del pasado año 2017.

Estos dos tipos de instrumentos son con lo que contamos si queremos hacer trading sobre BTC en mercados regulados.

Riesgos implícitos a los futuros y ETNs

Un ETN es un tipo de garantía de deuda no garantizada y no subordinada basada en el rendimiento de un índice de mercado menos las tarifas aplicables, sin pagos de cupones de período distribuidos y sin protecciones principales. En dicho instrumento se deben tener en cuenta, principalmente dos riesgos inherentes, el primero y más obvio es el riesgo de mercado del índice o activo financiero que sigue, el segundo es el riesgo de crédito del emisor, que va a impactar en el valor del ETN (una rebaja en el rating del emisor haría disminuir el valor del ETN, lo contrario ocurre si se hace una mejora en el rating del emisor).

En segundo lugar, sobre los futuros, instrumentos más conocidos por todos nosotros, cabe mencionar el riesgo que conlleva operar a través de un producto apalancado, donde las ganancias o las pérdidas se ven multiplicadas por efecto del apalancamiento.

Por último, mencionar un riesgo implícito a ambos instrumentos, el riesgo de cambio. Los ETNs están denominados en coronas suecas, por tanto, debemos tener en cuenta el riesgo que supondría movimientos de la divisa en nuestra contra. Igual sucede con los futuros, denominados en dólares americanos.

¿Qué podemos esperar de cara al futuro?

Creo que este tipo de productos se irán creando, poco a poco, su sitio en los mercados, una vez los reguladores vayan dando paso, aceptando y aprobando su regulación, de momento algo parada y con la vista puesta el 4 de marzo del próximo 2019, fecha en la que se espera la siguiente decisión de la SEC sobre la creación de un ETF sobre Bitcoin solicitado por VanEck SolidX Bitcoin Trust. 

De momento el Banco Mundial publicó su mandato al Commonwealth Bank of Australia de crear el primer bono global creado, transferido, alocado y gestionado usando únicamente tecnología blockchain.