Análisis de la situación de los mercados por Soledad Pellón, estratega de IG Markets
En 10-15 días conoceremos los datos de capital de la banca, nos darán una cifra global estimativa porque luego auditarán banco por banco viendo las necesidades de cada uno. La valoración será muy importante porque hemos visto en las últimas semanas que todas las cifras que nos han ido dando se nos han quedado cortas: ha pasado con el déficit, la necesidad de Bankia y del sistema bancario en General.

Ahora mismo lo que se ha estado descontando es la incertidumbre de no tener la cifra, y por eso las ventas han sido mayores. Esta semana estamos viendo cierta calma en los mercados y es cierto que los mensajes de Europa van en pro de la colaboración entre los distintos estados.

Eurobonos. considero que es una demagogia, es un instrumento que no se creará de la noche a la mañana y que tiene unas complicaciones muy concretas por ejemplos puede dejar sin liquidez a los otros bonos, por ejemplo de la periferia, que tienen que ir limándose. Aparte de la legalidad europea que es compleja también. Más allá de eso, son palabras, esto no se llevará a cabo en menos de cinco años y las soluciones no tendrán visos de darse a menos a corto plazo.

Creo que es muy interesante que no nos esperáramos la reunión de urgencia del G-7, no se han hecho filtraciones, pero se ha dado un mensaje único que es el de que se tendrá que tomar una decisión conjunta para dar cierta estabilidad. Merkel se ha negado a todas las políticas encaminadas al crecimiento, lo que es preocupante porque si Estados Unidos se tiene que meter en el tema de Europa es complicado pero es muy positivo porque nos puede ayudar a acelerar el proceso de medidas que se pueden ir tomando en los próximos meses.

El Ibex35 tiene una complicación que no tienen otros índices, el peso que tienen pocos valores en el índice, Santander, BBVA, Telefónica o Inditex son los dirigentes del selectivo. Es muy volátil y difícil de controlar, por esa peculiaridad.

Euro dólar. Creo que no llegará la paridad porque a Estados unidos no le interesa, ha hecho durante los últimos años todo lo posible para salir de la crisis tomando medidas sumamente expansivas y en el momento en que se le vaya de las manos el tipo de cambio, no tiene problemas en inyectar dinero para devaluar su moneda para favorecer las exportaciones.