Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, analiza la actualidad del mercado europeo y americano.

¿Qué le ha parecido la decisión del Banco de Inglaterra de bajar los tipos de interés?
Me ha sorprendido, no esperaba tanta generosidad por parte del BoE. No descartaba que modificara la política monetaria, pero no esperaba ambos movimientos, no esperaba una ampliación tan fuerte del QE y, a la vez, una bajada de tipos de interés. Pensaba que iba a tomar una de las dos medidas y, en caso de que fuera la ampliación del QE, esperaba que hasta 400 millones. El BoE ha puesto toda la carne en el asador, pese a que no conocemos todas las implicaciones del Brexit, si bien han empeorado los datos de PMI entrando en zona de contracción.
 
¿Qué se espera del dato de empleo mensual de EEUU que se conocerá mañana?
El dato de empleo de mayo sorprendió para mal y el de junio, para bien. La última tendencia de los datos macro de EEUU ha sido positiva y esa es una de las claves que explica que WS haya tenido un comportamiento tan bueno. Por ello, cabría pensar que este mes serán buenos, aunque quizás nos quedemos en una cifra de unos 200.000 puestos. Siempre que genere unos 400.000 puestos al trimestre, será positivo para el mercado.
 
¿Un buen dato de empleo empujaría a la Fed a subir tipos antes de que acabe el ejercicio?
Relativamente. La Fed tiene claro que la economía estadounidense atraviesa un buen momento, que los riesgos se están moviendo a la baja, pero lo que no tiene claro son los riesgos que el Brexit puede tener en la economía americana y a nivel global. Por ello, el dato de empleo no le va a sacar de la encrucijada. Aun así, yo creo que lo más probable es que suba tipos en diciembre. De hecho, ayer Evans, miembro de la Fed que suele ser más dovish, dijo que este calendario de subidas sería bueno.
 
Petróleo y empresas relacionadas con él. ¿Se puede confiar en que se mantenga en rango o puede darnos un susto?
La subida del petróleo desde enero había sido muy importante, pues el Brent llegó a los 50 dólares y después hemos tenido una importante caída de 10 dólares. Esta caída no se ha producido por un shock de la demanda, sino porque la subida de precios del petróleo ha reactivado por sí misma la producción de crudo de forma no convencional, fracking, lo que se ha sumado a la producción de la OPEP que está en máximos históricos. Así pues, hemos tenido sobre oferta, algo menos preocupante que haber tenido un cambio en la demanda esperada. Con ello, cabe esperar la continuidad del rango, quizás una ampliación entre los 40 y los 50 dólares para este año. Lo que sí debemos tener claro es que la subida del precio a 50 dólares ha reactivado un montón de producción vía fracking y tendremos que tener presente este esquema a futuro.
 
En cualquier caso, no creo que vayamos a ver la tormenta que provocó la caída del petróleo a comienzos de año. Lo que sí está interiorizado por parte de las petroleras es que el crudo no va a volver a los 90 dólares, tampoco va a llegar a 25, pero que el rango de 5 dólares arriba y abajo va ser lo que manque la tendencia en los próximos años.
 
¿Podemos pensar que el Ibex 35 ha hecho suelo o podría quedarle otra pata bajista a los mínimos anuales provocados por el Brexit?
Es factible otra pata bajista debido a su debilidad estructural. De hecho, el conjunto de bolsas podría volver, sino a los niveles del Brexit alcanzados el 24 de junio, sí a precios inferiores a los actuales. El Brexit le ha quitado un potencial del 5-10% a las bolsas europeas.

Tenemos que recordar que el Dax el lunes superó los 10.400 puntos, máximos pre Brexit, pero no tardó en darse la vuelta con una segunda lectura de los test de estrés. Al final, yo no veo mucho más recorrido al Dax por encima de 10.400-10.500, ni al Ibex por encima de los 9.000. en cambio, por abajo creo que sí hay espacio para caer. De hecho, ya lo hemos visto con este conato de crisis bancaria por los test de estrés, en los que no guastó la metodología, que hubo demasiados bancos que no los superaron con la suficiente holgura, que Credit Suisse y Deutsche Bank abandonan el EuroStoxx 50 y hemos tenido profit warning de Commerzbank, que Monte dei Paschi di Siena se ha desplomado tras suspender… todas estas circunstancias en un sector tan gregario como el bancario han provocado una nueva crisis bancaria y no descartaría nuevos episodios de este tipo.
 
De hecho, que en la parte superior del rango, en los máximos pre Brexit podríamos vender posiciones y, con correcciones que nos llevaran un 10% por debajo de esos niveles, podríamos entrar al mercado.
 
 
Bancos europeos. Cayeron con fuerza pese al aprobado generalizado en los test de estrés. ¿Por qué fueron digeridos así estos resultados?
 
 
Alguna estrategia