Los principales índices de Wall Street terminaron el 2014 encadenando tres días consecutivos de bajadas. El Dow Jones cerró la última jornada de negociación con una caída del 0.89% tras dejarse 160 puntos, mientras que el S&P 500, se dejaba un 1,03% y terminaba el año cerrando por encima de los 2.000 puntos.

El Dow Jones Industrial, no consiguió conquistar la barrera de los 18.000 puntos que había superado el 23 de diciembre y finalmente terminó cerrando 2014 en los 17.823 puntos. El índice registró su sexto año consecutivo de ganancias con una subida anual del 8,1%, y consiguió marcar 32 nuevos máximos históricos.

El Standard & Poor´s 500 superó durante el año los 2.000 puntos y terminó cerrando con una subida anual del 11,4% en los 2.058 enteros. En tres años, el S&P 500 se ha revalorizado casi un 64% y durante 2014 ha conseguido marcar 53 récords históricos.

El tecnológico Nasdaq 100, sube por tercer año consecutivo después de cerrar en los 4.736 puntos y anotarse una subida anual del 13,40% en 2014
. Mientras que el índice de las compañías de baja capitalización Russell 2000, avanza un 3,5% durante el año.

Las subidas de 2014 en los índices estadounidenses han sido impulsadas en gran medida por la mejora de los beneficios empresariales, la constante mejora en la economía del país y una Reserva Federal con un comportamiento bastante acomodaticio
manteniéndose firme en su promesa de mantener los tipos de interés cercanos a cero durante todo el año.
En el siguiente gráfico pueden comprobar cómo el futuro del Dow Jones cayó con fuerza el pasado miércoles, pero sin apenas volumen de negociación.

dow jones


El índice se enfrenta hoy a un cierre semanal en el que podría perder su primer soporte de corto plazo, situado en los 17.896 puntos. El segundo soporte está en la zona de los 17.200 enteros y el tercero en torno a los 16.500. Mientras que el Dow Jones cotice por encima de los 16.000 puntos su tendencia alcista de largo plazo se mantendrá intacta.