Paul Morán, profesor del IEB visita el plató de la Bolsa de Madrid para hablar sobre la situación que está viviendo China y el impacto que puede tener su ralentización sobre  el resto de ecnomílas y mercados.  

¿Es tanto el impacto económico que puede tener que China no crezca tanto como en años anteriores o se ha exagerado el movimiento en los mercados?

Creo que no son exageraciones porque todos los mercados están basados en la confianza y en la información y en China, no podemos confiar en los datos oficiales, todo depende de las acciones del gobierno chino. En vez de determinar el valor de una acción por la bolsa tenemos que predecir qué va a hacer el gobierno chino, lo que crea mucha incertidumbre y volatilidad.

Lo que se juega es el cambio en el ciclo económico en China. ¿Es eso lo que están descontando los mercados o hay algo más detrás?
Este es el hilo conductor pero no entendemos qué significa todo esto. La estrategia de China ha consistido siempre en garantizar que su precio era el más bajo y, con eso, invirtieron a gran escala en todas las regiones. Pero esa estrategia llevó a una sobreproducción y salarios bajos, con mucha competencia entre varias regiones en China. Es cierto que crecer pero lo hace co bajos precios y bajos salarios. Ahora han decidido que quieren añadir más valor a su producción y subir el nivel de vida de su población. El tema es cruzar un río mientras cae una tormenta. Hasta ahora todo el mundo ha creído en el milagro chino y en los poderes de su gobierno pero ese cambio va a ser más difícil porque es complicado mantener la demanda interna mientras haces esos cambios.

El gobierno chino medidas en base a lo que le piden los mercados. ¿Está tomando las medidas adecuadamente?¿Qué debería haber hecho?
Aparte de esta transición, también quiere llevar las grandes empresas a la bolsa, fusionarlas con dinero privado y que esas compañías en vez de ser dirigidas por el gobierno chino, sean privatizadas y que tengan una disciplina de mercado. El mercado tiene que ver que están fuera de las manos del gobierno y que éste no tiene instrumentos para mantener el valor de las empresas, cuyas acciones están sobrevaloradas.

¿El mercado chino está controlado por su gobierno o no?
Sí. La mayoría de las empresas son estatales. Durante muchos años anunciaron que iban a crecer el 10%, mientras el gobierno daba la financiación, vía bancos estatales, para crecer. Era muy fácil crecer porque podía hacer aeropuertos, más vías de tren, carreteras… Mientras mantienes el precio de dinero bajo y exportas más. Pero llega un momento en el que hay sobreproducción. Ellos pueden inflar la burbuja de la inversión, pueden inflar la de la bolsa pero no pueden controlar la bajada.

¿Pueden controlar el shadow banking?
Es bueno porque la “banca en la sombra” es cualquier institución que no tiene depósitos, privada, con lo que si pierde dinero en sus inversiones, se cae y el gobierno dinero no va a rescatarle. Es un factor muy bueno porque es un agente privado con lo que caer o tener éxito depende de sus decisiones. Es muy positivo que haya banca en la sombra frente a una banca que es estatal y que presta dinero para fines políticos.

China es el primer importador del mundo del petróleo, aunque la demanda solo representa el 12% a nivel mundial, pero su demanda de otras materias primas alcanza el 50%. Con seis años de bajadas en las mismas ¿cómo les puede afectar un aterrizaje de su economía?
Hemos visto una especie de guerra de divisas. Colombia que tiene mucho petróleo ha perdido más y luego países como Angola, Brasil o Australia se verán muy afectados por esta ralentización de la economía china.

¿Estados unidos se verá afectado también?
Creo que EEUU es la economía más importante del mundo. China es grande pero no es fuerte. Mientras tenemos todo el problema de crecimiento bajo e inflación baja, el énfasis estará en los tipos de interés. Cuando los subes, la bolsa baja un 5% y tras seis meses vuelven a subir. El mercado inmobiliario sube. La cuestión es saber si la economía americana es tan fuerte para soportarlo, porque pensamos que en los próximos doce meses subirán los tipos de interés, aunque septiembre de este año es el peor momento debido a la crisis China.

¿Cree que India podría ser la próxima China?
Es muy difícil para un país muy grande crecer muy rápido. EEUU es el único país que lo ha conseguido. Si vemos China, Rusia, Brasil…han tenido problemas. Además como China no tiene elecciones, ni otros partidos, su único compromiso con el pueblo chino es subir el nivel de vida. En India hay una demografía más grande, con otros partidos y éstos no tienen claro que quieren crecer. Todavía es difícil exportar a China e India no exporta tanto. India tendrá un crecimiento hindú, que es lentamente, y no remplazará a China como actor importante en la economía global.