En Wall Street reinó el optimismo en una sesión dond el Dow Jones consiguió cerrar en un nuevo máximo, por encima de los 10.240 puntos. José María Manzanares, director de Productos y Mercados, reconoce que esta semana “empezaremos a ver grandes movimientos a partir del jueves”. En lo que respecta al repunte del Dow Jones, Manzanares afirma que la explicación tiene que ver con el buen tono de compañías como American Express o las petroleras aunque destaca el bajo volumen, el menos desde el mes de junio.


Durante el fin de semana, tanto desde el G-20, como desde el Fondo Monetario Internacional se lanzó un mensaje claro: se mantendrán las ayudas de estímulo económico hasta que no haya firmes pruebas de que el repunte de la economía tiene vigor… algo que también ha ratificado Timothy Geithner, secretario del Tesoro de Estados Unidos. En este contexto, Manzanares reconoce que parte del buen tono de los mercados se apoya en “la reunión de G-20 en el sentido de que se van a mantener estímulos fiscales”. Además, ese experto considera que “con tipos de interés muy bajos es lo que fomenta la inversión en renta variable”. Por ello -continúa- “en la medida en que no hay expectativas en subidas de tipos la gente entró en renta variable como alternativa a esos tipos tan bajos”.

Una de las referencias macroeconómicas que el mercado ha conocido ha sido el TIPP de confianza del Inversor de EEUU de noviembre, que se situó en 47,8 puntos. “Las encuestas están saliendo mixtas y ayer el ZEW de Alemania salió bastante peor de lo esperado”, apunta. En cualquier caso, este analista reconoce que “hay mezcla de datos positivos y negativos” aunque “están saliendo mejor la confianza de los empresarios que de los inversores”.

El mercado conocerá las solicitudes semanales de hipotecas, “una variable que se sigue muy en los mercados”. En este sentido, Manzanares explica que “tanto las solicitudes de hipotecas como de refinanciaciones de las mismas son el dato clave”. “Según bajan los tipos a largo plazo, a 20 ó 30 años, aumentan las solicitudes pero gran parte de esas solicitudes son una refinanciación y no de solicitudes nuevas”.

Desde el punto de vista microeconómico, esta semana serán las compañías minoristas las compañías que centren la atención. Hoy será JC Penny la empresa que rendirá cuentas al mercado, del mismo modo que lo harán Wal-Mart o Macy´s esta semana. Manzanares recuerda que “cada semana toca un sector, esta semana toca el sector minorista que difiere del resto de sectores en que la primera semana del mes, todas las compañías presentan las cifras del mes anterior, con lo cual no se esperan grandes sorpresas”. En sí se esperan resultados aceptables -continúa- “ que serán en línea con el mercado ligeramente positivos”.

Dentro del sector minorista, Kraft Foods vuelve a pelear por Cadbury ya que ha pedido a sus accionistas la aprobación de una nueva oferta por la compañía. Desde Productos y Mercados señalan que “hay intereses por ganar tamaño y sinergias en ahorro de costes”. Sin embargo, lo que más me llama la atención “es que después de aumentar la apuesta Cadbury haya dicho que es insuficiente”. “El comportamiento de Fraft Food será penalizado en el momento en el que lance la OPA o aumente el precio”, apunta.


Desde el punto de vista empresarial una de las protagonistas de la jornada será AIG, compañía que podría devolver las ayudas estatales y recomprar parte de la participación que tiene el Gobierno y que controla el 80%. AIG, como comenta este analista, se enmarca en un conjunto de empresas que se encuentran nacionalizadas y que han caído bruscamente en bolsa”. Por este motivo, Manzanares no las recomienda.

Dentro del sector bancario, Bank of America lideró las alzas la pasada jornada después de que su presidente asegurara que la integración del banco con Merrill Lynch marcha mejor de lo previsto y generará más ahorros en los gastos durante el 2009 que lo proyectado originalmente. “Esta compañía se mueve muchísimo en bolsa, hay volatilidad extrema”, señala Manzanares. En este contexto, este experto reconoce que se trata de “valores que están muy baratos” y recuerda que “si hace dos años nos dicen que Bank of America compra Merrill Lynch, debería valer el triple en bolsa”. Personalmente -continúa- “dentro de los bancos americanos tomaría posiciones en Goldman Sachs ya que el resto siguen teniendo problemas en banca comercial y sector inmobiliario y en las provisiones”. “Goldman Sachs no deja de ser un banco de inversión donde no tiene prácticamente cartera crediticia”, señala.

Recomendaciones

Desde Productos y Mercados pensamos que “todas las compañías relacionadas con las ventas minoristas lo debería hacer bien, son sectores defensivos por lo que seguiríamos apostando por ellas”. Del mismo modo, Manzanares apostaría por el sector tecnológico. Por el contrario, este analista considera que "son las energéticas las que peor se han comportado y a las que no les queda casi recorrido".