Con la entrada de Inveready y las distintas adquisiciones Cuatroochenta ha logrado cerrar 2021 con un crecimiento del 27% y 15 millones de facturación. ¿Qué conclusiones sacáis de este año?

Son cifras muy buenas para nosotros, estamos muy satisfechos. Somos una compañía que está creciendo mucho, que combina el crecimiento orgánico de las líneas que tenemos con crecimiento inorgánico y a veces es complicado adivinar en qué cifra de ingresos proforma vamos a terminar porque depende de cuando cierres una transacción u otra, pero a pesar de esto, el crecimiento ha sido notable.

Los temas principales del año han estado en el crecimiento inorgánico de la compañía, que ha seguido con su buen hacer. En vía adquisiciones logramos cerrar en marzo del año pasado la adquisición de FAMA, más adelante la de Develapps, fuimos trabajando durante gran parte del ejercicio la adquisición de Matrix que se dio finalmente en febrero de 2022.

Por la parte del crecimiento orgánico, todas las líneas funcionando muy bien, todo lo que es desarrollo a medida, productos propios que se están consolidando en mucho de los mercados que estamos trabajando y ciberseguridad, que sigue con una velocidad de crucero muy correcta.

El pasado mes de febrero Cuatroochenta adquirió Matrix. ¿Veremos nuevas operaciones de M&A en los próximos meses?

En eso estamos trabajando. Cuatroochenta siempre está atenta a las oportunidades del mercado. Tenemos claro nuestro target y para el que nos conoce ya un poco sabe que principalmente nos dedicamos a buscar compañías de producto propio que nos aportan buenas soluciones en determinado nicho de mercado que, a su vez, son muy recurrentes y escalables y, por otro lado, compañías que nos ofrecen una capilaridad comercial notable para establecer nuevos mercados, captar nuevos clientes, etc.

En esta segunda parte nos ha funcionado muy bien, después de la adquisición de Ekamat que hicimos a finales de nuestro primer año cotizados, ver esa posibilidad de ir adquiriendo partner de grandes firmas que pueden irse reconvirtiendo gracias a los skills que tiene Cuatroochenta en independent software, que vendrían a ser compañías que no solo colocan productos de terceros sino que, además, son capaces de desarrollar y vender cosas en los marketplace de las grandes marcas, ya sea Microsoft, como es nuestro caso, o muchos otros.

Estamos combinando esas dos vías, adquisiciones de compañías que aporten más producto para nuestro portfolio y adquisiciones que, además de traernos un negocio muy interesante, también nos permitan ganar en capilaridad.

Actualmente cuatroochenta ofrece servicio en 21 países. ¿Contemplan la posibilidad de abrirse a nuevos mercados en 2022-2023?

Este ejercicio ya hemos plantado las semillas en algunos nuevos mercados donde no estábamos. Nuestra presencia está básicamente en España y en Latinoamérica, donde somos muy fuertes en ciberseguridad. Allí, nuestros clientes principales son grandes bancos y compañías de infraestructuras críticas como aeropuertos.

Gracias a que estamos ya en estos mercados para nosotros es más fácil crecer en países que están cercanos a nuestro núcleo de actividad. En Latam estamos ya muy establecidos. En Panamá, hicimos la adquisición de Sofistic Colombia a finales de nuestro primer año cotizados en 2020 y, después de eso, entramos en República Dominicana, Costa Rica…

Este año seguimos con el foco puesto en Latam, donde hay muchísimas oportunidades. A su vez, entramos tímidamente en Estados Unidos, este año ya tendremos sociedad constituida. Al final, por los lazos de los clientes que ya tenemos en Latam, muchos de ellos tienen sedes en Estados Unidos y nos lo estaban demandando. Estaremos abriendo oficina en los próximos meses, pero para ir poco a poco.

En 2021 han cumplido su primer año como cotizada. ¿Cómo está siendo la experiencia?

Nosotros estamos muy satisfechos. Esta aventura de BME Growth fue algo que nos creímos desde el principio, desde nuestra etapa en el entorno pre mercado. Trabajamos con mucha determinación, muy alineadas todas las áreas de la compañía, no era una aventura solo de finanzas o de la dirección, sino que todas las áreas de negocio estaban muy implicadas en todo lo que iba a conllevar esto para aprovechar también todo lo que nos iba a traer.

Evidentemente trae consigo trabajo y costes y estás mucho más expuesto, pero el balance es positivo porque todo eso que nos obliga el hecho de estar cotizado, le sacamos una lectura muy positiva. Tenemos una notoriedad excelente en el mercado, ya la teníamos porque trabajamos muy bien la comunicación, pero el hecho de estar en BME Growth te hace entrar en otra dimensión, compañías más grandes que confían en nosotros, que ven que hay un proyecto largo, duradero y estable detrás y que pueden confiar en nosotros.

La captación de talento también ha sido muy interesante.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Todo lo que es el trabajo con el resto stakeholders tanto de negocio, clientes y proveedores, que ven detrás de cuatroochenta un proyecto sólido y atractivo, como por la parte de los stakeholders financieros, como la entrada de Inveready, el acuerdo firmado hace 12 o 16 meses con el Fondo Santander Smart… El inversor tiene mucha más información sobre nosotros, sabe que somos una compañía que tiene un proyecto como muy fijado, una hoja de ruta muy concreta, que además estamos reportando buenos resultados, hacemos un delivery muy correcto, etc. Por tanto, estar en BME Growth lo único que hace es que sea un más visible que estamos haciendo bien las cosas, con lo cual, estamos muy satisfechos.

¿Se plantean dar el salto al Mercado Continuo en el medio-largo plazo?

Nosotros no nos ponemos un techo. Tenemos muy claro que tal y como hemos configurado la compañía, con el plan que tenemos en el entorno y en el sector en el que estamos haciendo bien las cosas. La pregunta va a ser qué tamaño podremos tener o cuánto podremos multiplicar nuestro tamaño en el tiempo. Pero está claro que vamos a crecer y detrás de ese crecimiento puede venir cualquier tipo de cosa, buscar otras estructuras, nuevas metas en el continuo…

Nosotros siempre hemos sido una compañía de ir paso a paso, demostrando que sabemos hacer bien las cosas y una vez que hemos estado preparados para el próximo paso, lo hemos dado sin titubear y esa es nuestra intención.

No sabríamos decir cuándo ni dar una fecha exacta del ejercicio en el que se dará, pero sería una evolución natural.

Durante la pandemia las empresas aceleraron su proceso de digitalización. ¿Creen que ahora podría volver a ralentizarse ese desarrollo tecnológico?

Creemos que el tema de la digitalización ha venido para quedarse, no hay ninguna compañía de nuestro entorno que no tenga varios planes que conlleven un componente de tecnología.

Las empresas, a su vez, saben que sus competidores, sus aliados, etc. Están metidos en este tipo de procesos y es algo que va intrínseco dentro del negocio, igual que en otras épocas se tenían que incorporar otro tipo de avances que iban apareciendo, en este caso, la tecnología ya es un must.

En este sentido, la pandemia puso en evidencia determinadas carencias que había. Si bien es cierto, durante un tiempo, las empresas fueron más conscientes de la necesidad imperiosa que tenían de llevar a cabo determinados cambios sus compañías. Quizá esos cambios iniciales los hayan podido dar ya, pero les han hecho abrir la mente para ver todo lo que puede haber detrás.

Una transformación digital puede iniciarse con un cambio de RP o de CRM y después puedes ir avanzando en que todo eso vaya afectando a todas las líneas de negocio que tienes, a todas las etapas de tu ciclo productivo, etc.

Creemos que somos un buen aliado en esto, somos muchas compañías las que estamos ahí y nosotros tenemos nuestros productos, creemos que podemos ayudar a muchas compañías a dar ese salto de calidad, a diferenciarse de los demás y a estar preparados para los restos del futuro.

¿Qué nuevos objetivos y previsiones tiene la compañía para este ejercicio económico?

Teníamos ya publicadas una serie de proyecciones, las actualizamos a finales del año pasado y las cumplimos. De cara al futuro nos sentimos mucho más cómodos con la idea de que Cuatroochenta se va a multiplicar, que no tanto en el ofrecer un guidance muy concreto de qué va a suceder este año porque por el tamaño que tenemos, en este caso la adquisición de Matrix, que entró dos meses más tarde, hubiese sido de superar los 2 millones de EBITDA proforma a habernos quedado en los 1.8, que también está muy bien.

De cara al año que viene, las líneas básicas son: continuar creciendo por encima del 10% en todo lo que es negocio orgánico y dar grandes saltos cerrando operaciones de M&A que nos interesen. En este sentido, a nivel de M&A se han hecho muy bien las cosas hasta ahora, nos hemos configurado como una compañía que está preparada para hacer determinadas adquisiciones que, además, ha demostrado ser flexible para hacer prácticamente un traje a medida en cada operación. Nos estamos dando cuenta que nos hemos convertido en una especie de plataforma.

La salida al mercado también nos ha ofrecido la posibilidad de que nos proyectemos como una buena compañía para llevar acabo un deal. En este sentido, tanto compañías que están en manos de familias que están pensando en una sucesión, gente que quiere jubilarse y dejar el negocio, como compañías que lo que buscan es un aliado que se haya encargado de organizar una estructura de la que luego él pueda despreocuparse de finanzas, marketing, comunicación, etc. Y centrarse en su negocio con buenos socios estratégicos, lo hemos conseguido y lo estamos viendo.

Nosotros tenemos nuestra estrategia de ir a buscar nuestros targets, pero muchas veces son esos targets los que nos vienen a buscar y estamos muy satisfechos.