Como cada semana, Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG habla sobre las estrategias a seguir en la última parte del año y comienzos de 2016.  
 El valor protagonista de la sesión es Inditex. Es el que más pesa del Ibex y hoy recibe las cuentas con caídas. ¿Qué cotiza?
El valor había descontado que los resultados iban a ser buenos. El buen comportamiento del valor así lo acredita. Los resultados han sido buenos, ventas mejor, pero no sorprender extraordinariamente ni para bien ni para mal. El problema que tiene es de valoración que, a juicio de muchos analistas, está caro y cotiza en niveles peligrosos. Nadie duda de su potencial pero sí del precio de la acción. Si hay correcciones en las bolsas que coloquen el precio más cerca de los 25 euros, seguramente serán buenos precios de entrada.

El Ibex se ha visto arrastrado por el abaratamiento de las materias primas. Nos parece curioso debido a que España es importadora de materias primas y además porque las compañías no están muy representadas.
Las bolsas siempre funcionan con un comportamiento gregario. Basta con que otras petroleras estén penalizadas por este hecho para que haya un efecto contagio incluso a otros sectores de otros mercados. Un dato de empleo en EEUU tiene más impacto en la bolsa española que el dato de empleo de España. Las bolsas están muy globalizadas y el Ibex no es de los índices que más personalidad tienen en este sentido. Así que nada sorprendente en este sentido.

Todavía pesa la decepción del BCE la semana pasada. Hay que recordar que la recuperación de las bolsas, con los atentados en París, el incremento del riesgo político, se debió a un descuento de expectativas con el BCE que, desde mi punto de vista, fue excesivo. Sin embargo, Draghi se dosificó. Creo que el QE lo hará por capítulos. El otro factor que nos castiga es lo que está haciendo el precio del petróleo y empresas de recursos básicos.

¿Crees que el petróleo ha hecho suelo?
Creo que es imposible saberlo pero lo más probable es que no haya hecho suelo. La tendencia del mercado es muy clara, la demanda crece a ritmos previsibles, ahora con mayores incentivos a las energías renovables y sobre todo, se incorporará la apreciación del dólar. Hay que tener en cuenta que la caída del barril en las últimas jornadas, se ha hecho con el dólar cayendo. Cuando el efecto divisa se ponga en contra, incorporaremos un factor bajista diferente.

¿Cómo podemos jugar la subida de tipos antes de que se anuncie a través del euro dólar?
Creo que niveles de 1.10 son buenas oportunidades de venta en el par. Hemos tenido una sobrerreacción. Seguramente cuando cotizaba en 1.05-1.06 estaba sobrevendido y ahora estamos viendo un movimiento técnico de recuperación pero ni mucho menos de cambio de tendencia. Cuando la FED suba tipos, la reacción empezará a evaporarse y el año que viene, las posibilidades de que el BCE de un giro más expansivo, también devaluaría el par.

¿Qué niveles manejas para el Ibex?
La corrección me parece excesiva. Creo que finalmente tenemos espacio para cerrar el año por encima de los niveles actuales aunque si antes hablábamos de los 10.600 puntos tendremos que rebajar el objetivo unos cuantos puntos, en torno a un 5% de los niveles actuales.

¿Qué riesgos podría haber en el mercado?
Siempre hay un riesgo geopolítico que es impredecible. En las últimas semanas las cosas en Grecia no van bien. Se están posponiendo medidas en Grecia y creo que se volverá a hablar de Grecia. Todos los ojos estarán también sobre China y los bancos centrales, si el año que viene tenemos dos subidas de tipos de interés en EEUU o si será menor; si el BCE da un giro expansivo en su política y principalmente hablaría de esos riesgos.

Hay un riesgo por valoración, pues las valoraciones por fundamentales en Wall Street son muy elevadas ye el año que viene podría ser incluso peor a razón de unos resultados empresariales más negativos.