En una entrevista desde el plató del Nasdaq, el economista de Citi señala cuáles van a ser las referencias macroeconómicas para los inversores durante esta semana.

¿Cuáles son los datos de interés en los que nos tendremos que fijar esta semana?

Vamos a tener varios datos en Estados Unidos y , pero lo más importante va a ser la inflación en Estados Unidos. Esperamos que la subyacente suba alrededor de un 1,2% y lo que va a ser relevante es que el dato de inflación subyacente el mes pasado vino más fuerte de lo esperado. El dato de crecimiento de los salarios que vimos hace dos semanas fue el más alto de 2009 y esto ha generado un nerviosismo ante mayores tasas de inflación en una economía de pleno empleo y con estímulo fiscal genere que la inflación se pueda desatar y lleve a mayores tipos de interés

Lo que yo agregaría es que el dato de inflación se podría ver oscurecido si la reciente turbulencia de los mercados continúa esta semana.

¿Algo más importante para destacar?

Claro, creo que lo importante sería destacar algo que pueda aumentar la volatilidad. En términos de política comercial de EEUU vemos que el domingo 18 es el límite para que EEUU y Canadá resuelvan sus diferencias ante la Organización Mundial del Comercio cuando Canadá presentó una  queja.  Las tensiones comerciales han venido creciendo en los últimos meses entre los dos países y esto puede llevar a mayores riesgos para la renegociación del NAFTA

Hablabas de volatilidad. La semana pasada Wall Street se mostró muy volátil. El Dow Jones registró pérdidas que no se veían desde 2011. ¿A que se debió?

Lo que vimos es que hubo un incremento sustancial en la volatilidad de los mercados, el VIX tuvo un incremento hasta 50 puntos, cuando el promedio de la semana anterior fue lo de 14. Esto lo que refleja es el posicionamiento entre los inversores de opciones y hay una mayor preocupación con respecto a los temas de inflación.

No sólo lo que vimos fue el Dow Jones. El S&P 500 cayó alrededor del 10% el jueves, e intradía el lunes. Otros mercados también se vieron afectados. Una corrección podría estar diciendo que las bolsas están empezando a anticipar que los bancos centrales van a empezar a retirar los estímulos, que se enfrentan a una economía que está más fuerte y que va a implicar más tasas de  inflación y que podemos estar en una de las etapas finales del ciclo.

Esto tuvo lugar cuando Jerome Powell tomaba posición de su cargo como presidente de la FED.

Nosotros lo que sostenemos es que la llegada de Jerome Powell a la FED no va a implicar un cambio mayor en la política gradual de la política de retirada del estímulo monetario en Estados Unidos.  Lo que podemos apreciar es que la composición de la junta de gobierno va a ser clave para ver cuál va a ser la política respecto a la retirada del estímulo. Por lo pronto tenemos al menos cuatro vacantes en una junta de 7 miembros y la decisión de cuál es la perspectiva de cada uno de ellos va a ser importante para los inversores.

La semana pasada, durante unas horas el gobierno estuvo otra vez cerrado, pero finalmente Donald Trump firmó un acuerdo presupuestario. ¿Va a afectar esto a los mercados esta semana?

Nosotros creemos que no va a tener otro efecto durante esta semana. Pero hay que resaltar es que mucha de la preocupación que hubo es que no se quería aumentar el déficit. Vemos que esta semana el presidente Trump va a presentar su plan de infraestructuras con un tamaño de 1,5 trillones de dólares (1,5 billones de dólares en Europa).

La semana pasada se publicaron bastantes datos macroeconómicos. ¿Cuáles fueron los más importantes?

Destacaría datos como el ISM no manufacturero que presentó un fuerte incremento, lo que sugiere es que la expansión en el sector no manufacturero va a continuar. Sin embargo este dato tuvo lugar en el momento de las correcciones en las bolsas.

¿A qué se debe la caída del precio del petróleo durante la última semana?

Nuestra perspectiva para los precios del petróleo es que se van a moderar en lo que resta de año dado que los mayores niveles de precios que vimos en los primeros meses del año implicarán una caída porque los productores de Estados Unidos empezarán a producir más y comenzará a aumentar la oferta de crudo.

¿Cuáles son las previsiones para la economía global y para Estados Unidos? ¿Y para España?

Seguimos viendo que el crecimiento global es fuerte. Vemos una sincronización de varias economías y esto va a arrojar un crecimiento de alrededor del 3,4% a nivel global en 2018. Lo que vemos es que, por ejemplo, en Estados Unidos vamos a tener una economía que crecerá alrededor del 2,7%, pero que reflejará el estímulo fiscal y esto tendrá todavía mayor empuje hacia el año siguiente.

Para España es que la economía se va a moderar un poco para 2018 respecto al año anterior, vemos que la incertidumbre que hubo respecto a Cataluña no ha tenido un impacto tan fuerte en su cojunto. Cataluña no ha tenido un impacto tan fuerte en la economía