Si es que, no era sostenible. Los niveles de morosidad de Caja Sur ascendían al 11% y el déficit de recursos propios era del 3,06% frente al 6% de mínimo legal y sus pérdidas ya rondaban los 114 millones en el primer trimestre. El año antes la situación tampoco pintaba bien. Cerró 2009 con el 8,47% de morosidad, lo que supone un aumento de 0,8 puntos por mes.
La entidad intentó salvarse mediante una fusión con Unicaja que se llevó al traste este fin de semana ante los infructuosos intentos de caminar juntos. Así pues, el Banco de España decidió intervenir CajaSur este sábado 22 de mayo por “los problemas de viabilidad que presenta la entidad y ante la imposibilidad de culminar el acuerdo de integración con Unicaja”. Su intención “garantiza que CajaSur pueda seguir operando con normalidad y cumpla con todas sus obligaciones frente a terceros”.

Este lunes la entidad ha abierto sus puertas y sigue operando con normalidad con el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) como administrador provisional.

Pero también se abren las puertas a la puja por la entidad. Entre las entidades que querrían quedarse con CajaSur está Unicaja, que no quiere perder en vano el camino andado hasta ahora y aprovechar la oportunidad para ampliar su negocio en el sur peninsular. Otras entidades españolas interesadas en esta adquisición para iguales fines serían BBK, Ibercaja, Cajasol y Bancaja. En el bando extranjero apostarán por consolidar su posición en nuestro país y ganar cota de mercado Barclays, Deutsche Bank y Caixa Geral.

En la actualidad los depósitos de los clientes de CajaSur suman 14.000 millones, tras la retirada de más de 300 millones en lo que va de año. Estos activos suponen un 0,6% de los totales del sistema bancario nacional y, para garantizar que la operatividad de la caja siga en pie el FROB ha acordado suscribir los recursos de capital. Recordemos que el FROB establece una dotación inicial de 9.000 millones, ampliable hasta 10 veces más con financiación externa, por lo que el Banco de España afirma que “los depositantes y acreedores pueden estar totalmente tranquilos”.

CajaSur se cavó su propia tumba

CajaSur inyectó decenas de millones en promotoras durante 2009. Como en la Promotora Inmobiliaria Prienesur a la que la caja le inyectó 20 millones en 2009 como ampliación de capital y otros 107 millones como préstamos participativos..

La concentración de riesgos de la entidad cordobesa superaba lo permitido por la normativa. Las inversiones en construcción y promoción con un determinado grupo suponían el 30% de los recursos propios, cuando el límite es el 25% de los recursos propios computables y el 20% si son sociedades que no se consolidan en el balance.

La compra del Centro Sociocultural Miguel Castillejo supuso 26 millones cuando su valor de tasación actual sólo asciende a 8,8 millones y el valor contable estimado por la propia caja lo rebaja a 1,15 millones.