Bolsas y Mercados Españoles (BME) obtuvo un beneficio neto de 105,1 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone una caída del 11,3% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Aún así, Javier Hernani, director financiero de BME, hace una valoración satisfactoria de estas cuentas, “pues hemos obtenido 105,1 millones de euros de beneficios hasta septiembre a pesar de no tener el viento a favor respecto a los drivers del mercado, que nos ha afectado la prohibición de posiciones cortas y, que el tercer trimestre del año pasado incluyó un mes de agosto bueno”.

Tenemos una prohibición de cortos que no creemos que haya surtido el efecto deseado. Además, ésta es para todo el mercado, la anterior sólo afectaba a los valores financieros, lo que tiene un efecto negativo. A pesar de esto, el resto de las unidades de negocio se han comportado bien, especialmente información, consulting, derivados… que contribuyendo de forma positiva al margen total. Desde luego, sería mucho mejor para todos que la prohibición de cortos se levantara

¿Cuál será el efecto del aumento de gravamen al marginal IRPF para las inversiones?. Esta presión fiscal ya estuvo presente en España en un periodo de bull market y el efecto fiscal ahí estuvo más claro, pero es complicado saber cuál será el efecto final en la operativa retail española que pueda tener ahora. Aún así, hemos visto que este sistema sí fue compatible con volúmenes altos de contratación en el mercado. Comprobaremos los efectos finales con los datos de Yield.

El dividendo de BME es de los mayores del Ibex 35 y, según Hernani, “nuestra intención es maximizar nuestra rentabilidad por dividendo, aunque dependerá del resultados del cierre del ejercicio. Nuestro próximo reparto se hará el día 27 de diciembre. Estamos haciendo lo máximo por contener los costes, los cuales hemos bajado un 0,2% en el tercer trimestre, a pesar de la inflación del 3,5%”.

¿Cuál es la evolución que esperan para el precio de la acción? “De darse una recuperación en el mercado, que creo que será posible en el momento en que todas las medidas económicas posibles se pongan en marcha, veremos al mercado reaccionar. BME va muy al calor de los volumentes del mercado y de sus servicios. Las subidasa del mercado repercutirían en mayores volúmenes y, entiendo que también en la cotización de nuestra acción. De hecho, BME ha aguantado bastante bien”.

BME siempre está en el candelero de las operaciones corporativas y, desde la directiva reconocen que “somos una compañía muy abierta, estamos cooperando con otras bolsas a nivel internacional, pero las ofertas y el mercado de M&A en este momento está bastante calmado desde la fallida fusión entre NYSE y Deutsche Boerse”. Por ello, prefieren “centrarse en el negocio, ingresos y costes, aunque siempre abiertos a cooperaciones con otros operadores para maximizar el valor para el accionistas y hacer de BME una compañía lo más internacional posible”.
Hernani enfatiza que “BME probablemente es la compañía más eficiente del sector”.

Si finalmente se impusiera la Tasa Tobin en España “como todo coste de transacción, entrará en el Spreads de los valores y, por lo tanto, seguramente tendría un efecto en la contratación. Estamos viendo lo que está sucediendo en Francia y se ha reducido el volumen desde que se impusiera este verano. Pensamos que no es una buena idea porque incrementa el coste de capital de las empresas en un momento en que tienen una gran necesidad de desapalancamiento, ya que el crédito está cerrado”.
Para defender su oposición a la Tasa Tobin, Hernani comenta que “el mercado español ha teniendo incrementos de capital por valor de 27.000 millones, una cifra muy importante y un pilar y una contribución a la solución de los problemas económicos del país, por lo que debería protegerse y no dificultarse”.