BBVA: “Es un momento importante para la compañía. Vamos a ir viendo cómo la evolución de los precios va en detrimento de la parte fundamental de la compañía. Desde febrero del año pasado la tendencial es claramente bajista.

Se encamina de nuevo a hacer movimientos de consolidación hacia la zona de 6,70 euros. Se prepara para atacar los 7 euros. Veremos si los resultados empresariales se alejan de Santander.

El volumen es creciente en la ruptura con lo que la zona de 6,70 euros quedará como la parte baja del rango mencionado (6,70-7 euros). Técnicamente hablando es una compañía que tiene buenas perspectivas en el corto plazo.”