Los recortes están dejando oportunidades en los mercados europeos según señala Javier Flores de Dracon Partners EAFI.

Tres son las opciones que se barajan para solucionar el problema griego. Lo cierto, señala Javier Flores analista de Dracon Partners, es que la solución pasa primero por ser política. Parece que hay un gesto a nivel de poner una tasa a la banca en caso de que se den nuevas situaciones como esta; aunque lo importante señala Flores es que el BCE al final será el encargado de solucionar el problema mediante algún instrumento de compra de bonos en el mercado secundario. Hay que asumir que Grecia está en situación de impagos y lo que se intenta es ganar tiempo para dentro de uno o dos aos afrontar el problema con menos peligro.

Bien es cierto que la demanda ha sido positiva pero debemos señalar, apunta Flores que el objetivo inicial de la colocación ha sido reducido desde los 9.500 millones hasta los 7.500. Eso si la prima de riesgo está alta y los tipos a los que se ha colocado han sido altos. En cuanto a la renta variable el experto señala que los rebotes son normales ya que los mercados están ya en zona de sobre venta si la reunión del jueves no nos estropea el escenario.

Se plantea un nuevo requerimiento de capital a la banca en el entorno del punto porcentual. Esto afectaría a las entidades más grandes, Santander y BBVA. Esto tiene una doble lectura por un lado que no se va a permitir caer a los bancos pero a corto plazo va a provocar una situación en la que estos bancos van a tener unas condiciones más duras para competir

El oro por su parte sigue haciendo de valor refugio, el experto señala que si echamos un ojo al pasado vemos que el oro toco máximos históricos en los años 80 en el entorno de los 800 dólares si tenemos en cuenta la inflación, señala el experto, esto podría significar unos precios cercanos a los 2.000 dólares por onza. Desde luego a medio plazo podríamos llegar a la zona de los 1.650 dólares. La tendencia sigue siendo alcista.

En China estaríamos infraponderando todo lo que tenga que ver lo inmobiliario mientras que en lo industrial y demanda de materia prima estamos siendo más positivos, son muchos millones por lo que el sector consumo es uno de los que mejores posibilidades ofrecen.

Lo primero que debería hacer un inversor que tenga la hipoteca referenciada en yenes es buscar asesoramiento y analizar en que condiciones contrataron ese producto ya que quizá no fueron suficientemente informados.

A veces contratamos productos para los que no estamos preparados y es que no podemos especular con nuestra vivienda, señala el experto.

A muy corto plazo volveríamos a mirar a Europa ya que con estas caídas podríamos ver compañías muy interesantes como por ejemplo EADS. Hay que hacer mucho stock picking y seleccionar bien los valores en los que haya un buen dividendo y por fundamentales nos interesan. BBVA y Banco Santander son interesantes a largo plazo.