Soledad Pellón, analista de IG Markets afirma que “después de conocer los tets de estrés, hemos visto como ciertas entidades como el Banco Popular, que estaban en el punto de mira, han pasado con creces las pruebas que requerían un Tier 1 del 6%.”
 
Además, la experta añade que se especula con que "dichos tests podrían haber sobrevalorado la exposición del Popular al sector inmobiliario; en concreto esta sobrevaloración podría alcanzar hasta el 31%, lo que haría mejorar este ratio."
 
Popular se encuentra dentro de su rango más bajista, asegura Pellón, pero "podría presentar un importante repunte por las noticias conocidas. Este repunte podría colocar le valor en los 4,90 euros resistencia que si se rompiera podría llegar hasta los 5,27."