Emanuele Bona y Begoña Martínez, de Banca Farmafactoring, hablan del atractivo que presenta el Depósito Facto de la entidad para invertir.
 
Ustedes lanzaron el 2015 el Depósito Facto con una de las rentabilidades más atractivas. ¿En qué consiste?

En realidad el depósito son tres productos en uno. Está configurado por una cuenta corriente sin comisiones remunerada al 0,20%. Un depósito a plazo donde el cliente elige el día exacto del vencimiento entre tres y 60 meses. En función del plazo que elija el cliente la remuneración va acorde. También ofrecemos el servicio de banca a distancia. La cuenta es totalmente gratuita, no tiene comisiones de administración y la ejecución de transferencias está exenta de comisiones. Es gratuita en toda la zona SEPA. Además no exige ningún tipo de vinculación. Es decir, no es necesario domiciliar la nómina ni los recibos para poder beneficiarse de las condiciones tan buenas que tiene este producto.

Ofrecen una rentabilidad (TAE) del 1,50% a 12 meses y del 2,65% si el plazo se amplía hasta los 60 meses. ¿En qué tramo están encontrando una mayor demanda?

En el acumulado, lo que es la situación acumulada en febrero de este año, el 50% de nuestros clientes han elegido hacer una imposición a doce meses. Ése es el plazo estrella. Un 23% a 36 meses y un 14% a 60 meses. Pero desde que lanzamos la liquidación trimestral, que lo hicimos el 1 de febrero de este año, hemos constatado que hay un mayor interés del cliente por el largo plazo. Estas cifras se han invertido un poco en el mes de febrero, de forma que el plazo estrella siguen siendo los 12 meses. Pero ya en febrero representaba un 44%. El plazo a 60 meses ha empezado a representar un porcentaje mayor hasta el 25% en el mes de febrero.

Ustedes se presentan con una cuenta-depósito en un entorno en el que parece que ya no es el depósito el activo que ofrece más interés al ahorrador. ¿Por qué centran su apuesta en este producto?

En realidad creo que no es que el depósito no tenga interés. El depósito sigue siendo un producto muy atractivo. Lo que ha sucedido es que la remuneración de intereses para este tipo de depósitos ha bajado mucho en todo el mercado español en general y por tanto ha perdido mucho atractivo para el inversor. Al menos en nuestro caso porque en realidad seguimos pensando que es un producto sin riesgo y por tanto es un producto bastante atractivo para el inversor. En nuestro caso ofrecemos además una buena remuneración. Además se trata de un producto sin riesgo. Es un producto donde es muy fácil la comercialización y el entendimiento del producto. Además, nuestro proceso de contratación es 100% online y esto facilita que sea tan simple y sencillo ese producto.

¿Cómo les ha impactado el hecho de que el BCE haya deprimido aún más los márgenes de las entidades con su política de inyección de liquidez?

La verdad es que de forma inmediata el impacto ha sido positivo porque la Cuenta Facto ha mantenido los tipos de intereses sin cambios. A pesar de eso no descartamos que se pueda producir una caída de los tipos de interés en el corto plazo como reacción a las iniciativas del Banco Central Europeo.

Si un inversor/ahorrador está interesado en los depósitos que ofrecen, ¿Qué requisitos son necesarios?

Es muy sencillo: Ser residente en España, ser mayor de edad y estar en posesión de una dirección de email y de un teléfono móvil. Tantos como titulares haya en la cuenta. Y con eso se puede acceder a todas las ventajas del producto.

La contratación es puramente on line.  Cada vez son más informes que hablan de que la banca tendrá que ser puramente tecnológica y sobrevivirán aquellas entidades que sean capaces de adaptarse y ser 100% digitales. ¿Lo creen así? ¿Creen que parten en ventaja respecto a las entidades tradicionales?

Sí que lo creemos porque hemos nacido 100% digital. En ese sentido, tenemos una ventaja diferencial frente a otras entidades que aunque se están reconvirtiendo tienen el peso de una estructura más tradicional detrás. Eso es una exigencia mayor en esa reconversión. Nosotros somos digitales no solo por el hecho de operar por un canal como puede ser internet u otros canales alternativos, sino porque pensamos que el proceso de contratación de la cuenta Facto ha sido ideado y diseñado para tener una contratación 100% online. Cuando decimos esto significa que no hay la necesidad de imprimir ningún papel ni utilizar el correo como sistema de intercambio de información. Nuestros clientes en su área privada tienen la posibilidad de subirnos documentación y el proceso de firma del depósito, la cuenta Facto, va a través de un tercero de confianza que envía un código PIN mediante un SMS que el cliente introduce y se ha producido la firma digital. Por tanto, no se ha impreso ningún papel y podemos decir que somos un banco 100% online en este sentido.

Cuando hablamos con expertos acerca de la banca nos dicen que ahora es condición sine qua non que sean solventes (al tener que cumplir los requisitos que se imponen desde Europa) pero además hay que analizar las que sean rentables. ¿En qué posición está ahora Banca Farmafactoring?

La verdad es que Banca Farmafactoring está muy bien en ambas líneas. En tema de solvencia tiene unos ratios de capital muy altos. El TIR 1 del año 2014, que es el último publicado oficialmente, era superior al 27%, que es enormemente superior a los límites reglamentados que pone el BCE y la normativa bancaria. En tema de rentabilidad en los últimos cinco años el retorno sobre capital (ROE) ha sido constantemente superior al 25% en 2014. Aún no se han publicado los resultados de 2015, pero las expectativas es que la rentabilidad sea superior al 25%.

¿A  través de qué entidad están garantizados los depósitos?

Los depósitos están garantizados por el fondo italiano de garantía de depósitos, que es el equivalente del fondo español. Garantiza exactamente a los depositantes y entidades hasta los 100.000 euros de depósito.

Banca Farmafactoring lleva cinco años operando en el mercado español pero tienen una trayectoria de 30 en el mercado italiano. ¿Qué objetivo se han planteado en el mercado español?

Efectivamente, Banca Farmafactoring lleva 30 años creada por un grupo de empresas farmacéuticas para gestionar el problema de los tiempos de pago de la sanidad pública italiana en el año 1985. Luego hace cinco años decidió abrir una activad parecida en España para utilizar lo que se había aprendido en el mercado italiano en el mercado español. Para financiar nuestra actividad de factoring en el 2013 nos transformamos en un banco consiguiendo una ficha bancaria en Italia y en el 2014 lanzamos nuestro primer producto de captación de depósitos minoristas en Italia. El año pasado, como se ha comentado, en mayo obtuvimos una ficha bancaria española abriendo una sucursal y en agosto lanzamos la cuenta Facto. El objetivo que tenemos sería parecido a lo que hemos conseguido en Italia. Allí los primeros doce meses de captación de cuenta Facto llegamos a los 5000 clientes. Nos gustaría en España con un año de vida del producto llegar a un resultado parecido.

¿Tienen previsto ampliar su cartera a más productos?

De momento nuestro objetivo es seguir consolidando la cuenta Facto que está creciendo muy bien, pero necesita crecer algo más. Pero no estamos descartando introducir alguna novedad de producto. De momento todavía no está planeado con precisión, pero seguramente vamos a ampliar la cartera de productos en el futuro.