Alfredo Redondo, consejero delegado de AMPER, ha concedido a Estrategias de Inversión una entrevista en la Bolsa de Madrid para analizar los últimos resultados presentados por la compañía, así como las perspectivas de cara a 2012.
Hace algo más de una semana, AMPER dio a conocer sus resultados. Cerró el año pasado con un EBITDA de 23,3 millones de euros, frente al montante negativo del 2010. El resultado neto se colocó en los -8,3 millones de euros, con una mejoría de 25,5 millones respecto al año anterior, mientras que la compañía ha conseguido refinanciar su deuda y prácticamente más del 80% de los vencimientos son a largo plazo.

¿Cómo se ha conseguido esta mejoría en los resultados de 2011?
“Lo que se ha mejorado es el EBITDA que a su vez viene de un incremento del 50% de las ventas. Hemos vendido más, hemos hecho las cosas mejor reduciendo flujos de caja y, al final, todo ello acaba repercutiendo en el resultado neto.”

¿Qué oportunidades ven en Latinoamérica?
“Es un mercado en crecimiento. No solamente hay más actividad, sino también un mayor número de empresas en América Latina. Y el tercer tema es que la compañía que hemos comprado allí es una compañía de integración de servicios. Los productos que tenemos como Amper en la parte de comunicaciones, seguridad y defensa hace que tengamos un efecto positivo puesto que no solamente sumamos las ventas que ellos tenían con las de nuestros productos.

La gran ventaja de esta adquisición es que ya estábamos en América Latina, no vamos a comenzar ahora. Estábamos presentes en catorce países más y esto es muy importante a la hora de ver el avance que hemos tenido en el EBITDA."

¿Qué porcentaje representan sobre EBITDA América Latina y España?
“La mayor parte procede de España. Nosotros, aún así, nos comprometimos en que cada país iba a tener un EBITDA positivo y ese es el caso de España. Con 100 millones de euros de facturación da para tener un EBITDA positivo.”

Emiratos Árabes o Vietnam son otras zonas de expansión para AMPER, pero ¿qué oportunidades observan allí?
“Son motivos diferentes. En Emiratos Árabes la consecución de este contrato lleva asociados productos de seguridad. En el resto de países donde estamos seguimos una estrategia muy clara de foco.

En todo caso, en cada país ponemos un equipo concreto en cada país. Tenemos una organización que promueve que cada equipo se centre en su país. Tienes que estar muy focalizado porque si no te acabas perdiendo.”

La mayor parte de la deuda de la compañía es deuda a largo plazo, ¿representa alguna ventaja para los accionistas?
“Tiene una previsibilidad los pagos que tienes que hacer, pero está hecha sobre un plan de negocio (revisable cada año). En ese sentido, no obstante, da cierta estabilidad. Más del 80% de la deuda lo tenemos ya a largo plazo.
Más allá de esto, nuestro objetivo sigue siendo reducir el consumo de caja. El año pasada redujimos un 20% el consumo del circulante que es por donde se van las compañías.”

¿Qué previsión contemplan para el cierre de este año?
“Con el plan que hemos presentado estamos cubriendo lo prometido con los bancos para ir reduciendo nuestro endeudamiento. Nosotros tenemos que seguir creciendo, fuera de España todavía hay mucha actividad y queremos seguir disponiendo de liquidez para abordar ese mercado.”

¿Cuánto vale AMPER en bolsa?
“Por lo que nos hemos preocupado es por marcar unos compromisos razonables y cumplirlos. El año pasado llegamos a crecer en un momento casi un 40% y al final de año acabamos cayendo dando lo que habíamos dicho que íbamos a dar. La dinámica del mercado irá diciendo.

Es evidente que hoy hay un montón de volatilidad. Tarde o temprano el mercado acabará poniendo en valor a la compañía.”