Liz Amaya, directora de ventas y distribución de ETF Securities, analiza la oportunidad de inversión que representa la inversión en robótica ahora mismo, los retos de esta, los riesgos que presenta y el futuro de un sector al alza.

En primer lugar, ¿por qué cree que es importante invertir en robótica ahora mismo?

El mundo actual está yendo y creciendo hacia la automatización, lo vemos en los supermercados, en Amazon… La inversión en robotización es importante porque está en todas las cosas que las personas hacemos en la industria del automóvil, en los teléfonos móviles... Todavía no hemos llegado ni a un 5% del potencial que representa la robótica.

¿Qué le diría a aquellos que piensan que la robótica es algo arriesgado, para el futuro y no para invertir en el presente?

Le diría que es algo para el presente y que no saben cómo está cambiando el mundo en la actualidad. Hay tractores que llegan a los campos de cultivo y a través de una cámara le indican al agricultor sí tienen que añadir más agua, más fertilizante o si tiene que hacer alguna otra cosa en su sembrado, en la cirugía vemos como en las operaciones ya no hace falta en muchas ocasiones abrir el cuerpo del paciente, porque se puede actuar sobre una zona muy concreta del cuerpo de la persona… Son cosas que están sucediendo gracias a la robotización de los procesos productivos y es algo que ya está ocurriendo.

 

 

¿Cómo se puede invertir en robótica y cuáles son los riesgos que presenta?

Nosotros tenemos un ETF de robótica que tiene una exposición exacta al crecimiento que estamos viendo en diferentes sectores. Los riesgos que presenta son los mismos que otros tipos de inversiones, por ejemplo si el Gobierno quiere parar la robotización o apuesta porque todo el trabajo de las empresas estadounidenses se genere en Estados Unidos y no quiere que haya filiales en China pues esto perjudica a la inversión de nuestro ETF, pero a la misma vez que esto sucede en el mundo… no hay suficientes personas para que produzcan los bienes que la sociedad necesita. Además el riesgo se reduce diversificando e invirtiendo en varias empresas y no pensando que sólo va a crecer una.

A la mayoría de gente le gusta Google, Amazon, Netflix… compañías grandes, a las que les gusta la robótica, pero no son empresas que estén innovando en robótica y creemos que es más importante tener un ETF que tenga una exposición exacta a las compañías que innovan en robótica en diferentes sectores, como el farmacéutico, el sanitario o la agricultura.

¿Qué rentabilidad presenta el ETF Robo Global Robotics and Automation?

En lo que va de año presenta una rentabilidad del 32%, estamos viendo cómo muchas empresas están creciendo, innovando y presentando buenos resultados y creemos que la inversión en robótica todavía tiene mucho potencial para seguir creciendo.

¿Cómo ve la situación de la inversión en robótica en España?

Tiene mucha demanda, pero a la vez también creo que la gente está pensando es para mi o no es para mi… quiere invertir pero todavía no se decide, aunque en lo que va de año hemos recibido mucha más inversión, consultas sobre nuestro ETF y creo que todavía estamos empezando pero va a seguir en aumento el interés de los inversores.