Como cada semana, Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG habla en nuestro plató de la  Bolsa de Madrid sobre la situación del mercado y los factores que podrían tener incidencia en el mismo. 
 
La FED de Estados Unidos ¿ampliará el QE?
Creo que finalizará el QE, retirará los 15.000 millones y podría optar por retirarlos parcialmente y no habrá una declaración de Janet Yellen sino un comunicado escrito y aquí habrá dos temas: la primera es que mantenga la figura retórica de que pasará un largo período hasta que se suban los tipos de interés. En la anterior reunión se temía que se eliminase esta figura, se mantuvo y el mercado lo celebró. Hay que estar atentos a lo que dice sobre la posibilidad de volver a las inyecciones si las amenazas sobre el crecimiento se vuelven más peligrosas, en línea con lo que apuntó Bullard hace dos semanas.

Creo que la FED siempre tiene un ojo puesto en Wall Street aunque no lo admita y viendo lo que ha pasado recientemente creo que afinará un poco su lenguaje para no crear decepciones en el mercado. Luego habría que estar atentos a lo que diga sobre inflación y la evolución macro, hasta qué punto condicionará la primera subida de tipos de interés a la situación económica.

El mercado podría tener medio descontado un comunicado dovish y entonces podría ser que incluso hubiera recogida de beneficios. Esto no creo que rompa el impulso alcista en el que estamos inmersos. En general, gustará el comunicado de la FED y tengo la sensación de que esto hará que el S&P500 incluso cierre por encima de los 2.000 puntos.

¿Cree que los índices han llegado a un punto de tranquilidad?
Si vemos lo que  ha pasado en las últimas dos semanas, en Wall Street hemos pasado de romper niveles técnicos a estar a menos de un 2% de los máximos históricos intradía. Hemos pasado de una situación de pánico a acariciar de nuevo máximos históricos. En Europa, el DAX también ha superado niveles pero está más lejos de los 10.000 puntos, el Ibex35 se situaría a medio camino entre los máximos y los mínimos anuales. Con lo que la conclusión es que WS está rebotando con fuerza, había subido menos.

En bolsa no se puede descartar nada pero las posibilidades de que volvamos a caer y perdamos soportes ahora mismo son bastante reducidas.

¿Cree que las elecciones en Brasil pueden ser o
tro factor de incertidumbre?

Creo que a corto plazo el tema de Rousseff ha sido amortizado. Tuvimos el lunes una muy mala reacción del mercado y el martes fue mejor. Dilma dijo que se tomará en serio las reformas estructurales de Brasil. Por supuesto que no llegará a liberalizar el mercado como Neves pero de momento los mercados están pensando que tendrá una actitud más reformista que la que tuvo en la anterior legislatura. El catalizador de Brasil ya ha sido recogido en la sesión del lunes y del martes.

Ya se ha hablado de las consecuencias de los test de estrés pero a más largo plazo ¿debería quitar el BdE quitarse la limitación del pago del dividendos en efectivo o el Estado se plantearía la salida de Bankia?
Creo que en próximos meses habrá una desinversión del Estado en Bankia. El valor ha salido muy bien parada en los test de estrés, es una de las entidades que más se ha reestructurado y si no iba bien, el FROB estaba haciendo algo mal.
El tema del dividendo, vamos a ver. Es cierto que a medida que se salga de la crisis el retomar las fórmulas tradicionales del dividendo en efectivo se irá imponiendo. Lo normal es volver a la figura en que cada entidad paga el dividendo que considera y lo paga en efectivo.

Los test de estrés no han creado un antes y un después, resultaba bastante previsible y no ha afectado el panorama. La confianza en la banca europea volvió en julio de 2012 cuando Draghi dijo que haría todo lo necesario por salvar a las entidades. Por otro lado, la banca española tiene un capital ocioso importante peor que nadie piense que los bancos lo destinarán al crédito, pues es una de la últimas variables que reacciona a un cambio de ciclo. El PIB va muy por delante de ésta y hay otra pata importante que es la demanda solvente. En una situación donde la deuda privada sigue siendo muy elevada, hay que ser conscientes de que la etapa de la burbuja consumieron el crédito de muchos años posteriores, con lo que sería poco realista pensar en aumentos de crédito de doble dígito.

¿Alguna recomendación?
Estamos en un impulso alcista muy importante, creo que de aquí a final de año tendrá continuación y podemos aspirar a terminar el año por encima de los anteriores máximos históricos. En este escenario, me interesarían valores tecnológicos, se pueden tomar posiciones en el Nasdaq, en el que podemos entrar a través de un CFD.

En bolsa española, técnicamente las que mejor aspecto tienen son Viscofan, Abertis, IAG,Mediaset, Enagás y Amadeus. Presentan un impulso alcista muy claro. Fuera de estas empresas podríamos estar en algún banco como Bankinter. Y para darle más riesgo a la cartera podríamos incorporar a eDreams.