Corrección sana tras una subida vertical y de nuevo subidas. ¡Aquí no ha pasado nada! Parece que los recortes de la última semana no han sido más que un respiro para volver a subir. Una revalorización que, desde el punto de vista económico sigue sin estar justificada. ¿El motivo? Las recientes acusaciones de corrupción en el gobierno han sido un factor a tener en cuenta, aunque no determinante, para desarrollar un nuevo foco de incertidumbre y desconfianza sobre la economía española. ¿Efecto? La prima de riesgo de nuevo al borde de los 400 puntos básicos y la renta variable nacional retrocediendo, en tan sólo seis jornadas, más de un 9%. Antonio Castelo, director de inversiones de Interdin.com reconoce normal un descenso “viendo los niveles de sobrecompra de finales de enero y con el selectivo cercano a resistencias”. Además, prosigue, el levantamiento de la prohibición de las posiciones cortas ha provocado que muchos inversores decidieran anticiparse aludiendo a las correcciones que podrían llegar a principios de febrero. Factores a los que se ha unido, una temporada de presentación de resultados algo más floja de lo normal y, por supuesto, los titulares de la clase política. 

Beneficio versus riesgo

Los expertos reconocen que esta semana se pondrá a prueba la confianza o no sobre la economía española en la subasta de deuda que tendrá lugar mañana – con una emisión a dos, cinco y dieciséis años- así como en las elecciones de Italia el próximo día 18. Porque si algo tienen claro es que el sufrimiento del selectivo nacional “no puede verse aislado del resto de países de la periferia”, reconoce Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter. Es quizás ahí donde ahora mismo haya más riesgo para el mercado español pues su atractivo es claro “pero el riesgo, como país periférico del Euro, en recesión, potenciales tensiones políticas domésticas e inmerso en una crisis del euro no solucionada, también es mucho mayor”, explica José Luis Martínez, estratega de Citi en España.

Ahora llega la duda ¿se ha agotado el potencial del selectivo? Si retrocedemos a hace cerca de un año, más o menos la bolsa nacional cotizaba en torno a los 8500 puntos. Entonces, por valoración, el índice nacional se consideraba barato, con una buena rentabilidad por dividendo y un nada despreciable beneficio por acción. (Ver: La bolsa española, la más barata entre las más grandes del mundo)

Principales ratios índices mundiales

Si vemos cuáles son los ratios que maneja el consenso para el selectivo nacional, un crecimiento por encima del 55%, con una de las rentabilidades por dividendo más altas de la Eurozona, no son para despreciarlas (Ver: Los dividendos más recomendables del Ibex 35) Más si tenemos en cuenta “que se han neutralizado las principales amenazas que teníamos en 2012, se ha minimizado el riesgo de ruptura del euro, el BCE se ha configurado como prestamista de los gobiernos europeos y se ha cancelado en EEUU la caída por el precipicio fiscal”, explica el experto de Interdin.com. Si consideramos que el mercado es anticipación “entonces debemos considerar que tras las últimas el mercado entiende que lo peor ya ha pasado y actualmente los inversores empiezan a comprar, pensando en una recuperación futura de la economía”, explica Rubén J.Ullúa, asesor de mercados financieros. (Ver: Ibex 35 ¿bull market o bear market rally?)

La trampa del mercado, ha funcionado

Con lo cual, el panorama alcista sigue intacto. Eso sí, sin el apoyo de las manos fuertes.  José Luis García, director de Enbolsa.net reconoce que el selectivo “presenta fortaleza entrando en negativo respecto al S&P500, eso es negativo para los intereses compradores”. Las manos fuertes están saliendo y las manos débiles – en verde, en el gráfico inferior- totalmente compradas, con lo que la trampa de mercado se realizó con éxito para cazar a todas las gacelas”, explica este experto.  Ana Rafels,asesora de inversiones de Ana Rafels EAFI reconoce que "el escenario de fondo para el corto plazo sigue siendo alcista con un objetivo en los 9000-9100 sin embargo, los riesgos a la baja son muchos después de i) el camino recorrido en el mes de enero, ii) los riesgos de incumplimiento en los compromisos de consolidación fiscal y iii) sorpresas negativas en los datos económicos". 

Manos fuertes sobre el Ibex35



En este entorno, ¿cuáles son los niveles a vigilar? A muy corto plazo, el Ibex tiene más posibilidades al alza que a la baja. Principalmente porque “como no tiene vida propia, sino que su valor es el resultado de una operación matemática con el precio de 35 acciones, observo que las posibilidades de alguno de los valores con más peso en el índice tiene más recorrido al alza que a la baja”, reconoce Jorge del Canto, Profesor de Escuela Europea de Dirección de Empresa. La única esperanza del Ibex “es que la estructura de fondo, un Hombro-Cabeza-Hombro invertido- tome forma y sea capaz de batir la clavícula para tomar iniciativa alcista de medio plazo, que no de largo”, reconoce Manuel Chacón, analista de Iriondo Inversiones.

La clave, admite Luis Lorenzo, analista de Dif Broker, estará en no perder los 7600 puntos, media de 200 sesiones en gráfico diario”. Para incorporarnos, ese será ese el momento “ya que en esa zona tenemos el final de la pauta correctiva anterior de los meses de octubre y noviembre además de coincidir con la zona de 38.2% de retroceso de toda la estructura de precios alcista del Ibex desde julio pasado hasta los máximos del 14 de enero”, explica el experto de Enbolsa.net. Eso sí, la incorporacion se hará "sólo si somos de un perfil muy agresivo, utilizamos stops muy ajustados y, lo más importante, si el Ibex es capaz de superar esa zona de 8200-8250 puntos", explica la asesora de inversiones de Ana Rafels EAFI. 

Más a largo plazo, el experto de Iriondo Inversiones asegura que “mientras el índice no sea capaz de superar los 9000-9370 puntos, lo cual implicaría la ruptura clavicular antes mencionada, no veremos una mejora sustancial técnica del índice”.

Gráfico evolución Ibex35


El Ibex no correrá sin la ayuda de los americanos

Campuzano reconoce que la caída de los últimos días se debe “a una toma de beneficios inicial que ha ido a más a medidas que se agotaba la subida en los mercados internacionales”. Y viendo el gráfico, nadie puede decir lo contrario. Precisamente, parece que son los mercados internacionales los que marcarán el devenir del selectivo español. Si nos quedamos con el selectivo germano, el DAX, se ve que las manos fuertes acaban de salir de sus posiciones compradoras mientras que en el S&P500 han estado fuera en el último tramo alcista (ver recuadros en los gráficos inferiores)

Manos fuertes DAX y S&P



La fortaleza, explica el analista de Enbolsa.net, es positiva en el DAX respecto al S&P500 pero en el Stoxx600 está empezando a perder flujo de capital a favor del S&P500, así que el mercado aspecto lo tiene actualmente el índice alemán”. Un índice cuya tendencia alcista se mantiene intacta, a juicio de Cortal Consors, pero la situación a corto plazo no ha cambiado: señal de venta del MACD, y el Estocástico lento se encuentra en zona neutral. Por lo tanto, una corrección bastante probable a la zona de 7320 puntos”.





El experto de Iriondo Inversiones reconoce que “venimos advirtiendo de formaciones norteamericanas de “triángulos expansivos” que, desde nuestra teoría más pura, nos obliga a pensar en que mínimo debería producirse algún movimiento adicional bajista para completar la figura, que bien podría despegar al alza o a la baja”. Así pues, las correcciones en EEUU previsiblemente lastrarán al resto de mercados. En cuanto a los niveles a vigilar, el último informe de Cortal Consors asegura cada vez estar más prudentes sobre la extensión de corto plazo en el precio porque “ahora tenemos divergencia bajista en el RSI en zona de sobrecompra. Esta pre-señal será confirmado si el S&P500 pierde los 1496 puntos, cuya pérdida debería llevarle como mínimo a los 1473-1450 puntos”.



Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión ha optado por aprovechar “la envolvente bajista en S&P 500 para abrir cortos y apuntarnos a un posible pullback a anteriores resistencias clave y actuales niveles de soporte”. (Ver: Cartera de trading:Posiciones en S&p y crudo ligero”.)  Los expertos sin embargo, llaman la atención sobre las bolsas asiáticas. ïndices, como el chino o el japonés  donde se pueden ir dando ciertas oportunidades de compras selectivas, al igual que en Europa, pero siempre sabiendo elegir muy bien y en caso de comprar valores que tengan beta negativas, es decir, que sean capaces de subir o aguantar precios mientras su índice de referencia sea castigado por las posiciones bajistas o por simples pánicos vendedores. Casos que seguiremos analizando

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información