Los mercados estadounidenses permanecerán hoy cerrados durante la celebración del “Día del Presidente”. Curioso, porque en los últimos meses las bolsas de ese país han celebrado casi a diario la llegada del nuevo mandatario americano. Sin embargo en este tiempo sobre la mente de muchos expertos suena como una amenaza atronadora una palabra: proteccionismo. Y eso preocupa, y mucho… aunque no a todos.
 
Recientemente los expertos de Goldman Sachs Asset Management publicaban un informe en el que apuntaban que la firma está particularmente centrada en los impactos que puede tener en algunos sectores la puesta en marcha de medidas que rompan con décadas de esfuerzos para hacer de la economía del mundo un espacio más global.

Proteccionismo

Explican que “las compañías han actualizado durante décadas sus cadenas de suministro en un esfuerzo por maximizar sus beneficios. Pero las reglas están cambiando”. Estos expertos apuntan que a partir de ahora las empresas tendrán que enfrentarse a varias decisiones: traer de vuelta los beneficios del exterior, traer los centros de producción a Estados Unidos, o no. En cualquier caso, en la gestora consideran que todas estas variaciones en las reglas del juego va a tener un efecto indiscutible en los balances de las compañías y, cómo no, en sus beneficios.
 
Pero en todo este escenario, los gestores de la firma creen que hay oportunidades entre algunas empresas de sectores concretos. De acuerdo con este último informe, existen en aquellas compañías que fabrican sus productos donde los venden –como hacen los fabricantes aeronáuticos-. También se verán impulsadas las que tienen altos niveles impositivos y puedan repatriar la caja aparcada en otros países.
 
Por el contrario, se verán impactadas negativamente las más importadoras: ropa, sector minorista.

sectores proteccionistas

 
En este sentido, los expertos de Jefferies consideran que la industria del acero será una de esas triunfadoras en un escenario de mayor proteccionismo.  De hecho, este sector ha sido uno de los más perjudicados por el acero de países como la propia China. Un arancel de hasta el 20% sería muy beneficioso, por tanto, para este negocio.
 
En opinión de estos expertos hay cuatro compañías en concreto que podrían experimentar un importante incremento de su EBITDA.
 

Nucor: apuntan los analistas que esta empresa podría hacerlo muy bien este año si continúa la mejora de la economía y Trump finalmente sigue adelante con su plan de infraestructuras. La empresa tiene la mayor parte de sus fábricas en Estados Unidos y Canadá, además de ser la mayor firma de reciclaje del país.
 
Esto podría ayudar a compensar la posible desaceleración del mercado de la construcción residencial en 2017.  Estos expertos destacan el balance conservador de la compañía.
 
En estos momentos la compañía tiene una rentabilidad por dividendo del 2,36%. En Jefferies le dan una recomendación de compra y un precio objetivo de 77 dólares, lo que le da un potencial de un 20% desde los niveles actuales.
 
Steel Dynamics: estos expertos también son positivos con este valor, si finalmente se levantan estos muros económicos a las exportaciones.
 
La rentabilidad por dividendo de la compañía es del 1,5%. En la firma le dan un precio objetivo de 45 dólares y una recomendación de compra, lo que también implica un potencial del 20%.
 
U.S. Steel: es una de las acereras históricas del país y al igual que las anteriores, también ha recibido una recomendación de compra por parte de esta firma de análisis.
 
Su rentabilidad por dividendo es de un 0,51% y estos expertos de Jefferies le otorgan un precio objetivo de 45 dólares por acción, lo que implicaría subidas de casi un 14% desde los niveles actuales de cotización.
 
Commercial Metals:  se trata de uno de los mayores proveedores de la industria de la construcción no residencial, con lo que un incremento de la inversión en infraestructuras supondría todo un acicate para el valor.
 
En la actualidad sus accionistas reciben una rentabilidad por dividendo del 2,16%.  En la entidad le dan un precio objetivo del 20,60, aunque ese nivel está por debajo de la cotización actual.

comparables

 
QUIZÁ LE INTERESE LEER:
 “ArcelorMittal, análisis tras los excelentes resultados”