Con más de la mitad de las compañías habiendo publicado sus resultados del tercer trimestre, hablamos con Gemma Hurtado, gestora de Mirabaud Equities Spain acerca de su lectura de esta temporada a través de las compañías que tiene en cartera. 
¿Qué le han parecido los resultados de los bancos españoles?

Teniendo en cuenta el sentimiento tan negativo que tenía el mercado respecto al sector han salido mejores de lo esperado. La parte alta de la cuenta de resultados se sigue viendo debilidad por la situación de los tipos de interés y la debilidad del crédito. En la parte media, la reducción de costes como palanca para la mejora de la rentabilidad y en la parte baja, las menores provisiones como palanca. Dicho esto, dentro del sector existen grandes diferencias y lo que sigue siendo la mayor fortaleza y debilidad es la calidad de su balance.

¿La formación de Gobierno favorecerá la entrada de capitales en el Ibex y alcanzará los 11.000 puntos que prevén?

Sí, la formación de gobierno reduce la incertidumbre a nivel macro y mejora la visibilidad aumentando atractivo para el inversor. Dicho esto, los movimientos vienen motivados por eventos ajenos a las valoraciones intrínsecas a las compañías y, por tanto, es complicado decir cuáles serán los movimientos en las próximas semanas.

¿Por qué ha decidido vender sus posiciones en Prosegur y Acerinox?

Las valoraciones de las compañías son siempre el factor que determina las decisiones de inversión y estos dos casos no han sido una excepción. En Prosegur se construye la posición a comienzos de año cuando cotizaba en torno a 4 euros por acción y en septiembre, en torno a los 6 euros se vende porque la valoración era muy exigente. Acerinox también se toma en torno a 8 euros por acción y en septiembre se deshace por encima de 11,5 euros.

DIA ha caído de forma agresiva ¿Sigue confiando en el valor?

Es una compañía que se ha visto en un proceso de inversión muy fuerte para la integración de sus adquisiciones más recientes y para defender la parte alta de al cuenta de resultados. Y este proceso de inversión ha tenido un coste en márgenes y generación de caja que el mercado ha castigado. Dicho esto, me parece que las decisiones que se han tomado son las correctas para un buen posicionamiento en corto plazo y mantener una posición financiera muy saneada con una valoración atractiva porque nuestro objetivo es de 6.2 euros por acción.

¿Qué previsiones tiene para los resultados de Gamesa?

Gamesa presentará resultados muy sólidos y volverá a dar una gran visibilidad. Sin embargo, el foco está puesto en la fusión con Siemens Wind  Power y en el plan estratégico de las dos compañías ya fusionadas, que podría dar visibilidad sobre el valor que podría generar esta operación.