Heather Pelant, estratega de BlackRock, acaba de publicar un artículo en el Blog de la firma en la que desgrana cinco secretos para tener éxito a la hora de invertir.
Como dice la propia Pelant “como le he dicho a mis clientes durante años, el secreto para invertir es que no existe ese secreto. El éxito se consigue conociéndose a uno mismo y entendiendo las bases de ese proceso, lo que nos ayuda a hacer buenas elecciones”, explica la experta.

En cualquier caso, Pelant desgrana cinco claves que podrían servirle a usted, si quiere dedicarse a invertir su dinero:

1- Sepa lo que compra y por qué lo compra. Haga su plan a medida de sus objetivos. Cualquier inversor de éxito le dirá primero por qué hace una determinada inversión y luego le dirá cuál es. Una selección de activos al azar no es un plan de inversión.

2- Esté preparado para vaivenes en los mercados. En los últimos años las bolsas han mantenido mucho la calma, con pocas subidas y bajadas “y eso no es normal”, explica la experta. Cualquier inversor debería saber que las caídas no marcan el tiempo de volar, sino de comprar barato. La gente suele perderse este tipo de ganancias porque tienen a vender cuando las bolsas caen”, explica

3- Debe conocer bien el término diversificar y saber que es más que imprescindible no poner todos los huevos en una cesta. “Lo que realmente significa es balancear los riesgos en una cartera combinando inversiones que difieran las unas de las otras. Es una fórmula para encontrar oportunidades de crecimiento mientras se minimizan los problemas”, asegura.

4- Volver a pensarse si es seguro mantenerse en liquidez. En opinión de Pelant, “el efectivo no es una estrategia de inversión. La gente lo sabe, pero vuelve al cash porque creen que es seguro y lo que ignoran es el riesgo de su inversión futura. El efectivo no genera rentabilidad y puede perder su dinero debido a impuestos e inflación”, explica.

5- No invierta y se olvide: Los inversores inteligentes no siguen reglas, sino que se comprometen con su inversión, aunque esto no signifique convertirse en un trader.