Gemma Hurtado, gestora de fondos de Mirabaud, analiza la situación general de las bolsas a comienzos del último mes del año. 

¿Cree que 2015 será un año de bolsa española?
“Hay factores positivos que deberían impactar en las bolsas de manera positiva como es la caída de los precios del sector inmobiliario, buenas perspectivas del consumo doméstica, senda de recuperación en el empleo y tipos muy bajos.

Vemos factores que han aportado incertidumbre a la visibilidad del año 2015, como pueden ser Alemania, Francia o Italia y también sobre el efecto de las medidas de la UE.

Una valoración del Ibex 35 de 1.500 puntos nos parece razonable”.

¿Cree que el sector inmobiliario puede ser una oportunidad de inversión para 2015?
“La actividad seguirá deprimida en el 2015 porque hay un stock de vivienda nueva que falta por ser absorbido y por una muy baja inversión pública. En la parte del inmobiliario vemos claros signos de estabilidad. Se ha generado una oportunidad de inversión que habrá que analizar con detalle”.

¿Le gustan los bancos?
“La prima de riesgo tiene dos lecturas principales. La primera es que es una mejora de la percepción de riesgo país. Y la segunda lectura es que se ha producido por una caída de los tipos de riesgo de las compañías españolas. Ha bajado su rentabilidad. No vemos en efecto netamente positivo y dependerá mucho de las entidades sobre su capacidad de adaptación”.

¿Dónde encuentra esa oportunidad en 2015?
“Bankia y Bankinter están en muy buena disposición para afrontar este reto”.

¿Cree que favorecerá que el Banco de España levante la restricción sobre los dividendos?
“Es una noticia muy positiva porque es un paso más hacia la normalización del sector bancario. Si esto trajera consigo la desaparición del ‘scrip dividend’, su valoración podría mejorar”.

¿Todavía se puede ganar algo invirtiendo en energéticas?
“Dentro de ellas podríamos crear dos grandes grupos: las que están puramente relacionadas con la actividad de transportes y las que están relacionadas con la producción y generación. Respecto a las primeras, las caídas tan fuertes de tipos han actuado como propulsores de su valoración. Pensamos que con este entorno de tipos, estas valoraciones son ya muy exigentes.

Respecto a las segundas, más ligadas al ciclo. Ha sido la mejora de perspectivas macro junto con la desaparición de la incertidumbre regulatoria los dos aspectos que les han llevado a las cotas actuales. El mejor escenario ya se ha producido y su potencial de subida nos parece limitado.”

Recomendaciones
“Telefónica, Dia y Cie Automotive”.