Jorge del Canto, responsable de Escueladeacciones.com, analiza la situación técnica y fundamental de los valores españoles que están siendo noticia en estos días. 

Bankia propondrá un contrasplit de 4 acciones a 1  mientras prepara la absorción de BMN. ¿Qué le parece el camino que está siguiendo Bankia?
A mí el contrasplit me parece una operación neutra, pues simplemente es agrupar el nominal de las acciones, habiendo menos acciones en circulación y financieramente no tiene resultado. En cambio, estas medidas tienen efectos en los inversores a nivel de atractivo, pues son factor psicológico que provoca un interés mayor, ya que cotizar por debajo de un euro acaba provocando que muchos especuladores y actores del mercado no miren para la acción.

En cambio, veo negativa la absorción de BMN, pues si adquiere una entidad es porque en el proceso de ir limpiando las malas entidades y colocándoselas a otras, hay que tener en cuenta que Bankia no está boyante, aunque haya mejorado últimamente sigue teniendo una deuda con el Estado muy importante que creo que no va a pagar. La irá difiriendo.  Tampoco está el sector muy animado y en Europa tenemos tipos bajos para mucho tiempo, así que, no tenemos claro cómo va a seguir ganando dinero la banca y va a seguir habiendo fusiones. Que Bankia, que no es el más boyante de los bancos que tenemos en España, que adquiera una de las perlas que aún queda por ahí, no impactará de forma adecuada. Ahora bien, quedan por ver las condiciones en las que lo absorbe, aunque para mí, en principio, es negativo.
 

Los bajistas poseen un 15,70% del capital de DIA pero, ¿los resultados han dado motivo para que haya un barrido de cortos?
Si hay cortos, se equivocan, pues los datos que tenemos, tanto desde el punto de vista fundamental, como técnico, no son de mirar hacia abajo en el precio de estas acciones. Viene de apoyarse en dos ocasiones en un nivel muy importante, en el 61,8% del retroceso de todo el alza que tuvo hasta el 2015, ha hecho un lateral y ha roto arriba. Además, las cuentas van mejorando: tiene una rentabilidad sobre recursos propios elevadísima, la más alta del Ibex 35, y las cuentas han sido buenas. Tal vez han sido algo peores de lo que podía esperar el mercado, pues Natalia Aguirre, de Renta 4 tenía unas expectativas muy favorables, mejores que el consenso, y al final han sido un poco peores, pero el crecimiento que está teniendo es muy ordenado.

Por el lado fundamental y técnico DIA es una compañía que pensaría en comprar. Desconozco los motivos por los que hay posiciones cortas en esta acción, pero me sorprende que sean tan altas.


¿Le parecen interesantes las constructoras españolas ante la promesa de posibles contratos fuera de España?
Desde la entrada de Trump el sector constructor ha generado unas buenas expectativas porque tenemos posibilidades de participar en el proyecto de reconstrucción de infraestructuras que tiene Donald Trump y también porque el proteccionismo de Trump también nos está facilitando entrar en Sudamérica. De hecho, hay muchos proyectos interesantes en estos países, sobre todo en Perú, más después de que los escándalos con la constructora Brasileña Odebrecht podrían llevar a la cancelación de varios proyectos con ella. Al volver a licitar estos proyectos, las constructoras españolas tienen posibilidades.

Ferrovial no me resulta atractiva por cuestiones de precio de las acciones, pero a ACS le veo en buena situación. Luego está FCC, que ya veremos si le salpica el escándalo con lo de Odebrecht por los enormes sobornos que ha pagado a políticos e incluso a Presidentes de países latinoamericanos durante años. OHL la veo con una situación financiera muy delicada, con una deuda muy grande, que no genera beneficios suficientes, su ratio de eficiencia sobre recursos propios es bajo… así que, es de esas compañías que cuando me dan señal de compra por análisis técnico, enseguida miro a sus cuentas y me niego a entrar. OHL es una compañía en la que no me sorprendería si presentaran un día el concurso de acreedores. No creo que suceda, pero podría suceder porque no está bien financieramente.


Tras conocer sus resultados, destaca el atractivo de Cellnex. ¿Qué le gusta de la compañía?
Lo primero, el sector en el que está, en redes de telecomunicaciones, que es un sector en crecimiento. Además, el crecimiento a base de las adquisiciones en Francia e Italia le están proporcionando una posición de liderazgo en el centro y sur de Europa. Tiene un plan de crecimiento interesante y bien financiado. Genera un flujo de caja muy estable, la deuda está bastante ajustada y el endeudamiento se está aprovechando para ir creciendo.

Así, Cellnex está mejorando bastante por el lado fundamental y por el técnico, al superar la resistencia de los 14 euros, hacia los que ha hecho un retroceso en estos días, es una señal de compra.