Ofelia Marín-Lozano, consejera delegada de 1962 Capital SICAV, analiza las consecuencias que los eventos clave de 2016 tendrán en el mercado durante el próximo año. 

La victoria de Trump ha provocado una subida repentina  de los intereses en los bonos soberanos, ¿cree que hay riesgo de que se pinche la burbuja de renta fija?
Al final aquí la variable clave es el repunte de los tipos de interés que, por una parte es esperado, pero que no depende del Presidente de EEUU, pues la política monetaria sigue dependiendo de la Fed y Janet Yellen apunta a que seguirá con la política que venía llevando a cabo. ¿Puede una política fiscal más expansiva con el nuevo presidente y más inversiones en infraestructuras tender a elevar la inflación? Sí es posible que si se gasta más, suban los precios, pero creo que dentro de una tónica moderada, pues sigue existiendo una presión a la baja en precios y sueldos, lo que complica que suba la inflación y se normalicen los tipos, lo que querría decir subir empezando en diciembre.
Otra cosa es que el mercado lo anticipa y lo ha hecho con el repunte de las TIRes y hay que ser cauteloso y no estar en activos de duración muy larga, pues ahí es donde si repuntan las rentabilidades, bajarán los precios.
 
¿Cree que la inflación en Europa subirá contagiada por el aumento en EEUU y podría incurrir en un cambio en la política del BCE?
Sí es verdad que en Europa seguimos la política monetaria americana con cierto lapso de retraso de unos dos años. Aquí en Europa se vislumbran repuntes de la inflación aún más lejanos, pues seguimos en niveles de inflación no superiores al 0,5%-1%. Si hay una imitación en la política, en cuanto a que vuelve a impulsarse la inversión y el gasto en infraestructuras, esto puede tender a impulsar algo la inflación, pero dentro igualmente de un escenario de subidas de precios muy moderadas. Esto en términos de política del BCE, ¿qué quiere decir? Pues significaría que hasta marzo del año que viene siga con su política muy expansiva, con compras de bonos de 80.000 millones al mes y, a partir de marzo, que empiece a relajar esa cantidad y se normalice la política para empezar más tarde con la subida de tipos, que podría llegar a finales de 2018. Como siempre, el mercado lo adelantará, y algo ya empezamos a ver, lo que es bueno, pues que estén tantos bonos cotizando en negativo no es positivo.
 
¿Cuántas veces podría subir los tipos la Fed en 2017?
Esta es la variable clave, la que marca la pauta. Parece probable una subida de tipos el próximo mes y, de cara a 2017, con unas dos o tres subidas de tipos moderadas, podríamos acabar el año en niveles no superiores a 1,25-1,50%
 
De cara a la futura activación del artículo 50 por parte de Reino Unido, ¿qué consecuencias inmediatas podría traer para los mercados, tanto de la eurozona, como de Reino Unido?
No está claro porque los plazos no están claros. Hacia marzo podría activarse este protocolo, pero está condicionado a que el Parlamento lo apruebe, por lo que no podemos poner la mano en el fuego. Si esto se llevar a cabo en marzo, se abriría un plazo de dos años para negociar durante el cual no sabremos nada cierto sobre las condiciones. Además, en este tiempo habrá por en medio elecciones en Reino Unido. Por lo tanto, de aquí al final queda un trecho y no podemos garantizar ni el escenario ni las condiciones de salida del Reino Unido, así que, diría que en los mercados no habría que esperar ningún efecto concreto.
 
¿Cree que la bolsa española es una buena oportunidad de cara a 2017?
Sí, lo esperamos. Está llamado a producirse una recuperación por la evolución del sector bancario, que tanto peso tiene. Dicha recuperación está muy en relación con el proceso de normalización de los tipos de interés. Con tipos en 0% la banca vive mal, así que, con ellos ligeramente en positivo, vivirá mejor. Si la situación comienza a normalizarse, será previsible que las cotizaciones lo reflejen.
De cara a 2017 habría que esperar un Ibex 35 claramente por encima de 10.000 puntos.

¿Algún valor o sector en concreto que le guste más?
El sector bancario es crucial y también diría que también algunos sectores vinculados al ciclo económico, pues estamos creciendo a un ritmo razonable. Por ello, nuestra recomendación sería estar en sector más vinculados al ciclo, como medios de comunicación, que tiene cierto apalancamiento operativo y con cierto repunte de ventas, se nota en el resultado; también el sector inmobiliario, con SOCIMIs cotizando sensiblemente cotizando muchas de ellas por debajo de valor contable; sector hotelero, con estos datos de entradas de turistas y repunte de los precios.  También podrían hacerlo bien valores clásicos, como Telefónica.