Moody's y Fitch han reafirmado la calificación y la perspectiva de Naturgy tras conocer el anuncio de la operación de escisión del grupo en dos compañías, a la espera de resolver las "incertidumbres" sobre la división para evaluar su implicaciones crediticias.

El pasado 10 de febrero, Naturgy anunció su plan para separar el grupo en dos compañías cotizadas, una con los activos regulados de gas y electricidad (infraestructuras de red) en España y el resto de países donde está presente, y la otra con los negocios liberalizados (generación, tanto convencional, como renovable, y comercialización).

En un comentario sobre la operación, Moody's, que mantiene el rating 'Baa2' con perspectiva 'estable' de la compañía, señala que falta por aclarar aspectos de la operación, como la asignación de deuda entre NetworksCo (regulados) y MarketsCo (no regulados) -como se denominan las dos nuevas compañías hasta que tengan un nombre definitivo-, el grupo y la estructura de capital de cada entidad, y la estrategia futura de inversión y desarrollo de cada una de ellas.

En este sentido, considera que es probable que esto se aclare "a medida que los planes de implementación de la empresa estén disponibles".

Naturgy señaló que el objetivo de esta operación era el de aumentar la transparencia y la rendición de cuentas de cada una de las dos empresas, al tiempo que se mejoraba el potencial de creación de valor. Asimismo, la energética se comprometió a mantener un nivel de rating 'BBB' para ambas compañías.

"Es necesario resolver las siguientes incertidumbres para evaluar las implicaciones crediticias de la escisión para Naturgy como emisor y para su deuda financiera", añade la agencia.

En el mismo sentido, Fitch Ratings señala que su calificación 'BBB' con perspectiva 'estable' para Naturgy refleja actualmente a todo el grupo, "ya que aún es pronto para evaluar el impacto final del rating, y la posición de la propia compañía dentro de la nueva estructura".

No obstante, advierte de que la calificación de la compañía "puede verse presionada", especialmente si, después de la escisión, Naturgy encabeza la compañía denominada MarketsCo -que aglutinaría los negocios no regulados-.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Así, la agencia de calificación señala que "reevaluará" su opinión sobre Naturgy cuando se conozcan los "términos clave" de la operación de escisión.

FITCH CREE QUE LAS DOS COMPAÑÍAS PODRÍAN TENER UN RATING 'BBB'.

De todas maneras, basándose en el actual plan del grupo a 2025 y en una posible asignación de la deuda neta de alrededor del 70% a Networks Co y del 30% a Markets Co, cree que las dos compañías surgidas de la escisión podrían tener un rating 'BBB'.

Aún así, señala que podría existir una "posible presión" sobre la calificación, especialmente dependiendo de la asignación real de la deuda, a medida que se desarrolla el plan de capex y en ausencia de medidas adicionales de apoyo al crédito por parte de la dirección.

MARKETSCO ES LA "MÁS DÉBIL" Y NETWORKSCO LA "MÁS ESTABLE".

Además, cree que MarketsCo parte con un perfil comercial "más débil", con un perímetro que incluye estructuralmente "actividades volátiles que dependen de los precios de las materias primas, en particular del gas, y

las tendencias de la demanda, por lo que permite una capacidad de endeudamiento sustancialmente menor".

Por su parte, la agencia señala que NetworksCo es la parte "más estable" del negocio consolidado y se beneficia de buena visibilidad de ingresos hasta 2025.