Miles de personas se movilizan en Castilla y León con motivo del Día Internacional del Trabajo para reivindicar un nuevo orden mundial "más justo", con salarios "más altos, una contención de los precios y una mayor igualdad", que sitúe a las personas y su bienestar "por delante de los intereses económicos de unos pocos".

Unas 300 personas se han manifestado en Ávila en una movilización que ha comenzado en la plaza de Santa Ana, frente a la sede de los sindicatos, para regresar al mismo lugar. Allí los secretarios de UGT y CCOO, Javier García Hernández y Óscar García Barroso, respectivamente, han subrayado el papel del Diálogo Social para alcanzar los acuerdos sociales del último año, y han puesto de relieve que miles de trabajadores en la provincia gracias a la reforma laboral.

Entre las pancartas ha destacado la de los empleados de Correos, que han convocado huelga para los días 1, 2 y 3 de junio.

En la capital burgalesa, varios cientos de personas han participado en la movilización, que ha partido pasadas las 12.00 horas de la plaza del Mío Cid y ha recorrido varias calles del centro histórico hasta llegar al paseo del Espolón, entre el Teatro Principal y la Diputación Provincial, un cambio en el itinerario respecto a años anteriores motivado por la ocupación por otro evento del paseo de Atapuerca, donde habitualmente concluía.

El secretario provincial de CCOO, Juan Núñez, ha insistido en que se trata de una jornada "festiva pero reivindicativa" en la que desde los

sindicatos convocantes se han solidarizado con el pueblo saharaui y Ucrania, así como con los rusos que se manifiestan contra la la guerra ucraniana.

Un millar de personas se ha congregado en León para participar en una manifestación que ha arrancado desde la sede de los sindicatos antes de circular por las principales calles del centro.

Todo ello, antes del paro convocado para el 12 de mayo en el que volverán a reivindicar la necesidad de salir del "declive" en el que se encuentra la provincia de León. Tanto UGT como CCOO han coincidido en que los leoneses se juegan su "futuro" y la situación económica y social de "toda una provincia", de ahí estas dos movilizaciones en menos de 14 días.

PASEO DEL SALÓN

Alrededor de 600 personas, según Policía Nacional, se han reunido en la manifestación del 1 de mayo de la capital palentina que ha recorrido la calle Mayor hasta la plaza Mayor desde el paseo del Salón.

Trabajadores de distintos sectores como el de correos o el de la limpieza han emitido proclamas cómo 'que viva la lucha de la clase obrera o nativa o extranjera la misma clase obrera'.

Una vez en la plaza Mayor los secretarios provinciales de Comisiones Obreras y UGT, Elena Villamediana y Gorka López, han pedido medidas "más eficaces y eficientes" para frenar la subida de precios con el objetivo de que la crisis se reparte de manera igualitaria entre todos. Asimismo, han solicitado una subida salarial para que los trabajadores "no paguen el pato" de esta crisis inflacionista.

Por último, también se han referido al nuevo Gobierno de la Junta de Castilla y León con el que los colectivos más desfavorecidos "van a ir perdiendo" han asegurado.

En Salamanca, más de 500 personas han partido pasadas las 12.00 horas de la Gran Vía, una marcha con salida desde las inmediaciones de las sedes provinciales de los sindicatos UGT y CCOO.

Tras un itinerario por las calles de la ciudad, los presentes han accedido hasta la Plaza Mayor con la lectura del manifiesto conjunto, dentro de una jornada, como han explicado los líderes sindicales provinciales, José Antonio Gallego, de Comisiones Obreras, y Marcelino Muñoz, de UGT, para pedir, entre sus principales reivindicaciones, una subida de salarios, una contención de precios e igualdad que reduzca la brecha entre mujeres y hombres.

Un total de más de 200 personas han marchado por las calles de Segovia junto a los sindicatos convocantes, CCOO y UGT. El manifiesto se ha basado en tres reivindicaciones principales: "mejorar la calidad del empleo mediante la subida de salarios, contener los precios y que haya igualdad entre los trabajadores.

La manifestación, convocada a las 12.00 horas en la Avenida del Acueducto, ha comenzado con unos minutos de retraso tras esperar a que la Policía Local diera el visto bueno al recorrido, ya que se encontraban montados los puestos de la Feria Nacional de Artesanía de Segovia en la misma avenida, y en la Plaza de Azoguejo la meta final de la Marcha de Mujeres de Segovia y el Carrusel. Finalmente se ha procedido al recorrido estipulado, acabando sin incidentes en la Plaza Mayor donde se ha leído el manifiesto.

Alrededor de tres centenares de personas se han manifestado este Primero de Mayo en la ciudad de Soria. Comisiones Obreras y UGT han convocado esta concentración que se ha desarrollado a mediodía por las calles céntricas de Soria. La incentivación del empleo, la contención de los precios, la subida de los salarios y una apuesta decidida por Castilla y León han protagonizado la peticiones de los sindicatos.

1.500 EN VALLADOLID

Cerca de 1.500 personas se han movilizado en Valladolid con motivo del Día del Trabajador para reivindicar un nuevo orden mundial "más justo", con salarios "más altos, una contención de los precios y una mayor igualdad", que sitúe a las personas y su bienestar "por delante de los intereses económicos de unos pocos".

La marcha ha estado acompasada por un grupo musical de tambores y cánticos del tipo 'De Norte a Sur, de Este a Oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste' junto con las reivindicaciones a favor de lograr unas pensiones "dignas" y "acabar" con la pobreza energética, que los marchantes han plasmado en una serie de pancartas que han portado en la cabecera.

En ella, además de los secretarios generales de CCOO y UGT, Vicente Andrés y Faustino Temprano, respectivamente, han estado presentes la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente y el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca, entre otros.

En Zamora, en torno a medio millar de personas se ha manifestado este domingo en la tradicional movilización del Primero de Mayo, que este año ha discurrido por la zona centro de la capital hasta desembocar en la Plaza Mayor, donde las organizaciones convocantes, encabezadas por UGT y Comisiones Obreras, han leído un discurso en el que han demandado "unidad" y en el que han recalcado que "los trabajadores no son súbditos ni vasallos".

Los secretarios provinciales de ambas organizaciones, Ángel del Carmen y Trinidad Acebes, han pedido "subida de sueldos e igualdad social", y han exigido el cese de "las brechas salariales". Además, el representante de UGT ha cargado contra los partidos que "fomentan el odio al inmigrante" y ha defendido medidas como la subida del Salario Mínimo Interprofesional.