Los inversores activistas, aquellos que adquieren una participación importante de alguna empresa cotizada con el objetivo de influir en su gestión, iniciaron 73 nuevas campañas en el primer trimestre de este año, según el último informe de Lazard.

Si las cifras de este último trimestre se suman a las del cuarto de 2021, el periodo de los últimos seis meses se posiciona como el más activo para el activismo desde 2018, tal y como recoge el documento.

Por geografías, los inversores activistas de Estados Unidos siguen liderando la actividad global en lo que se refiere a nuevas campañas y capital invertido, al representar el 60% y el 55%, respectivamente, del total durante el periodo estudiado.

15 CAMPAÑAS EN ESPAÑA

En los tres primeros meses del año se iniciaron en España 15 nuevas campañas, lo que supone un 50% más de actividad en comparación con el mismo periodo de 2021, que se unen a las 16 del trimestre anterior.

Las empresas francesas fueron objetivo de un gran número de campañas en el primer trimestre y representan el 27% de los objetivos europeos, casi el triple de la cuota histórica del país.

No obstante, la invasión de Ucrania ha provocado una importante desestabilización del mercado y la monopolización del ciclo de noticias, con lo que en marzo de 2022 la actividad global disminuyó en un 38% en Europa, frente a un aumento del 50% en Estados Unidos en comparación con el mes anterior.

Así, el número de nuevas campañas entre febrero y marzo de 2022 aumentó en Estados Unidos en un 62% y la actividad en Europa cayó precipitadamente en el mismo periodo tras el estallido de la crisis en Ucrania, especialmente por parte de los activistas no europeos, que son cada vez más reacios a comprometer capital en geografías extranjeras en el contexto de crisis importantes y prefieren centrarse en objetivos locales.

38 PUESTOS EN CONSEJOS HASTA MARZO

Los activistas obtuvieron en los primeros tres meses del año 38 puestos en los consejos directivos, 30 de ellos en compañías estadounidenses. El 40% de las campañas puestas en marcha por activistas, por otra parte, tuvo por objetivo modificar los consejos de administración y 85 puestos siguen en juego de cara al segundo trimestre.

El número de propuestas en materia social y medioambiental presentadas por los inversores accionistas en el primer trimestre de 2022 casi igualó el total de 2021 y representaron casi el 20% del total en lo que va de año.

Por el contrario, se registraron menos propuestas relacionadas con la diversidad, lo que puede sugerir una mayor receptividad por parte de las empresas tras la oleada de propuestas en 2021.

MENOS CAMPAÑAS RELACIONADAS CON FUSIONES Y ADQUISICIONES

El 30% de las campañas activistas del primer trimestre de 2022 incluía una tesis relacionada con fusiones y adquisiciones, lo que supone un ligero descenso en comparación con el mismo periodo del año anterior.

No obstante, este tipo de operaciones siguen siendo tendencia, con activistas que se asocian con fondos de capital riesgo para presentar ofertas como, por ejemplo, Elliott con Vista Equity para comprar Citrix y con Brookfield para privatizar a Nielsen, además de algunos activistas que persiguen sus propias estrategias de capital privado como Acacia Research, respaldada por Starboard Value, que puja por Comtech y Kohl's.