Las empresas españolas tardan 15,22 días en pagar de media en el último trimestre de 2021, 1,61 días por encima de la media europea, que se sitúa en 13,60 días, según el 'Estudio sobre Comportamiento de Pago de las Empresas en Europa' de Informa D&B.

Las empresas europeas han cerrado el cuarto trimestre de 2021 con un retraso medio en los pagos de 13,60 días, lo que supone una disminución de 0,22 días respecto al tercer trimestre del mismo año y 0,90 días respecto a 2020.

En el caso español, estos datos fueron de 15,22 días al acabar 2021, lo que representa un incremento de 0,05 días respecto al tercer trimestre del mismo año, y 0,78 días menos en tasa interanual.

Respecto a los países que se encuentran por encima de la media, Portugal, con 25,92 días de retraso en el cuarto trimestre de 2021, es el país que peor se comporta, si bien presenta un descenso de casi día y medio respecto al final de 2020.

Con 17,60 días de demora le sigue Italia, 1,69 menos que hace un año. Francia se mantiene por debajo de los 15 días (14,82), restando 0,83 días desde el año anterior.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

En el caso de Reino Unido, crece hasta 14,46 días, y se queda de nuevo por encima de la media europea.

PAÍSES BAJOS REPITE COMO EL PAGADOR MÁS PUNTUAL

Países Bajos vuelve a ser en el cuarto trimestre de 2021 el país con el menor retraso medio, 4,46 días, aunque es el único que sube respecto al trimestre anterior y a 2020.

En el caso de Irlanda, se sitúa por debajo de la media con 13 días de demora, lo que supone una disminución de 0,34 días en comparación al 2020. Asimismo, Bélgica desciende a una demora media de 10,55 días, colocándose en menos de 13 por primera vez desde el cuarto trimestre de 2013.

Por último, Alemania, se sitúa por debajo de la media con una disminución este trimestre hasta los 6,39 días, 0,25 días por debajo de hace un año.

Por otro lado, la diferencia entre el país que mejor paga y el que peor se comporta se queda en 21,46 días al final de 2021, por debajo de los 23,31 días que alcanzaba en 2020.