La Confederación General del Trabajo (CGT) se ha concentrado este jueves en las inmediaciones del Congreso para protestar contra la reforma laboral acordada entre el Gobierno, CCOO, UGT, CEOE y Cepyme por no suponer la derogación de la reforma laboral de 2012 y "maquillar" sólo algunos aspectos de la misma.

CGT considera que el Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos ha incumplido sus promesas electorales, "traicionado una vez más, junto a los mal llamados agentes sociales, a la clase trabajadora".

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Así, la organización anarcosindicalista ha denunciado que la reforma de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, sigue permitiendo que las empresas despidan a sus plantillas aun teniendo beneficios; "fomenta el fraude" en los contratos temporales y en los fijos discontinuos y no recupera ni los salarios de tramitación, ni la intervención de la administración en expedientes de regulación de empleo (ERE).

Para la CGT, esta reforma, cuya convalidación se vota hoy en el Congreso, "no mejora notablemente las condiciones de los trabajadores y da por buenos los aspectos más lesivos de las reformas laborales de PSOE (2010) y PP (2012)".

Así, critica que el Gobierno "se haya doblegado ante las exigencias de la patronal", asumiendo las tesis de los empresarios, y ha instado a la clase trabajadora "a recuperar el pulso de las protestas en las calles".