El Festival Starlite Catalana Occidente ha concluido este viernes su proceso de contratación para cubrir los más de 1.000 empleos que "genera cada año de manera directa" para su celebración, y más del 95% de contratados son de procedencia local.

Más de 6.000 personas, sobre todo jóvenes, se han interesado por formar parte de ka XI edición para las áreas ofertadas (hostelería, ticketing, logística y audiovisuales), informan los organizadores en un comunicado.

El festival, que tiene un índice de repetición del 70% entre sus empleados, celebra esta vez su edición más extensa, del 10 de junio al 4 de septiembre en Marbella.

Este año año calculan superar los 350.000 asistentes --casi la mitad de público internacional de 80 nacionalidades-- y generar un impacto económico de 227 millones de euros.

La presidenta del festival, Sandra García-Sanjuan, ha calificado de muy relevante este impacto económico y ha destacado que los asistentes no sólo acuden al festival, "sino que también gastan en hoteles, restaurantes, taxis, tiendas,... generando así riqueza en la zona".