Los precios regulados del Gas Licuado de Petróleo (GLP) por canalización experimentaron un aumento interanual del 30% en 2021, hasta los 100,9809 céntimos de euros por kilogramo, según el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre mercado de GLP canalizado de 2021

El organismo presidido por Cani Fernández ha resaltado que se trata de una subida inferior a la de otros suministros energéticos como el gas o la electricidad.

La distribución de GLP por canalización es una alternativa al suministro de gas en poblaciones o zonas a las que no llega la red de gas natural.

Los clientes de este tipo de suministro mantienen una tarifa regulada que aplica la empresa titular de la red de distribución de GLP a la que están conectados.

El año 2021 finalizó con una demanda de GLP canalizado de 174.498 toneladas, un 2,02% más que en 2020, según el informe.

Aproximadamente, en España hay unos 430.000 consumidores de GLP por canalización, apenas un 1% más con respecto a 2020.

Los distribuidores de GLP con mayores ventas en España fueron Nedgia (grupo Naturgy), que ocupó el primer lugar, con un 43% de las ventas, seguido de Redexis y Nortegas con un 20% y 17% respectivamente.

Cerca del 93% de los clientes de GLP canalizado se encuentran suministrados por grupos empresariales que también ejercen la actividad de distribución de gas natural.

El objetivo es su transformación a gas natural, cuando esta alternativa resulte viable económicamente.

CLIENTES Y CONSUMO POR PROVINCIAS

Madrid fue la provincia con mayor número de clientes de GLP canalizado, con 47.527; seguido de Cantabria, con 36.745; Lugo, con 22.784 clientes; Girona con 21.987; y Huesca con 21.107 clientes, mientras que el resto de las provincias tuvieron menos de 19.000 clientes.

El consumo unitario por cliente más alto se situó en Madrid (682,78 kg/cliente), así como en Zaragoza, Valladolid, Teruel y Barcelona, cuyos consumos estuvieron entre los 587 y 525 kg/cliente.

Por otra parte, en Canarias el consumo unitario suele ser excepcionalmente alto, pero se concentra en un reducido número de clientes del sector industrial y hotelero.

Los consumos unitarios medios más bajos se dieron en las provincias de Cádiz (155,11 kilogramos por cliente), Huelva (159,55 kilogramos por cliente) y Málaga (171,84 kilogramos por cliente).